Calibración y uso de equipos utilizados para el control de plantas dañinas, insectos plagas y enfermedades

246

Portuguesa.- Uno de los sistemas mecanizados que ha evidenciado mayor avance en los últimos años ha sido el relacionado a los equipos de aplicación de agroquímicos, debido entre otras cosas a diseño de nuevos implementos o mecanismos, cumplimiento con normas ISSO, cumplimiento con normas y acuerdos de tipo ambiental, la concepción de una agricultura sustentable, el avance de nuevo diseño de boquillas y sistemas de aspersión, el surgimiento de la agricultura de precisión.

Para el control de plantas dañinas a los cultivos, insectos plaga y enfermedades se utilizan métodos: mecánicos convencionales (arados, rastras, cultivadoras, rotovadores, microniveladoras, palas de montaje) mecánicos conservacionistas o de labranzas mínimas (segadoras, rodillos de agobio de malezas), Químicos (asperjadoras, aviones y avionetas, aspersores, cañones) Biológicos (uso de insectos, hongos y otros seres vivos, plantas alelopáticas uso de material vegetal vivo o en descomposición culturales( rotaciones, asociaciones o sucesiones de cultivo, épocas de siembra, el manejo agronómico integrado, el uso adecuado de insumos. El concepto de sustentabilidad integra los diferentes métodos en la búsqueda de una agricultura eficiente y en consonancia con el medio ambiente.

En relación al control químico, el proceso de aplicación de agroquímicos va dirigido a lograr efectividad en el uso de la máquina y del blanco. Ello requiere técnicas de pulverización y técnicas de aplicación. Entre las técnicas de pulverización tenemos: tipo de líquido, dosis del producto, tipo de boquilla, tamaño de gota, presión de trabajo, capacidad operativa. Entre las técnicas de aplicación tenemos estructura de la planta, posición del blanco, cobertura necesaria, velocidad de trabajo, espaciamiento entre plantas, volumen del caldo. También debe tomar en cuenta otros factores: condiciones ambientales, buena calidad de agua, momento oportuno de la aplicación, efectividad del producto empleado y homogeneidad de la distribución, la durabilidad de las boquillas y el estado general del equipo de aplicación, características de las suspensiones inorgánicas y orgánicas. La calibración o regulación del equipo pulverizador debería definirse y realizarse para cada situación de trabajo, considerando la influencia e interacción de los componentes del sistema.

La uniformidad longitudinal de la aplicación mediante buena calibración del equipo y del tractor, el tamaño de las gotas, la turbulencia interna del producto dentro del tanque son factores a tomar en cuenta en una aplicación eficiente .Por eso la aplicación de plaguicidas debe ser profesionalizada, no sólo por los operadores sino también los que deciden cómo se realiza y deben ser profesionales especializados.

Las máquinas de aplicación de agroquímicos se clasifican en:

1) Hidráulica, por presión de líquido;

2) Neumática, por choque de una vena líquida con una corriente de aire;
3) Centrífuga, por la acción de un cuerpo rotando a alta velocidad sobre el cual cae una vena líquida;

4) Campo eléctrico, por el efecto de la aplicación de un campo eléctrico a una solución líquida: Clasificación según volumen de aplicación por hectárea expresado en l/ha

Cultivos bajos Árboles y arbustos

  • Alto volumen 600 gt; 1000
  • Medio volumen 200-600 500-1000
  • Bajo volumen 50-200 200-500
  • Muy bajo volumen 5-50 50-200
  • Ultra bajo volumen <5 < 50

Clasificación de equipos pulverizadores de acuerdo a la Norma ISO 5681

  • Centrífugo Pulverización por fragmentación del líquido por acción de la fuerza centrífuga de un cuerpo en rotación.
  • Centrífugo de chorro transportado Pulverizador centrífugo que utiliza un flujo de aire para el transporte de las gotas.
  • Neumático Equipo de tratamiento con una o varias toberas de pulverización

Térmico Equipo que realiza una pulverización térmica

De presión previa Equipo en el que la presión del líquido se obtiene por medio de un gas comprimido.

De presión de chorro transportado Realiza la pulverización por presión de líquido y transporte de las gotas por flujo de aire.

De presión de chorro proyectado Realiza la pulverización por presión de líquido por una o más boquillas y el transporte se realiza sin fluido auxiliar

De mochila:

De presión previa Cuando se puede comprimir el aire para dar presión al caldo y alimentar las boquillas.

De presión mantenida Cuando posee una bomba accionada por una palanca movida a mano.

Han sido sustituidas las denominaciones más antiguas y tradicionales de pulverizadores, atomizadores y nebulizadores, que indicaban en cierto modo una característica relacionada con el tamaño de la gota, por otras basadas en el procedimiento de formación de las gotas, unido al empleado para el transporte de éstas hasta el vegetal.

Tamaño de las gotas y homogeneidad en la aplicación según característica del plaguicida a utilizar (FAO).

Característica del producto Nº de gotas/cm 2 Homogeneidad de aplicación

De contacto/ penetración 50 a 60 Muy alta

Sistémico 30 a 40 Alta

Fase gaseosa 10 a 20 Indiferente

Equipos de Aspersión:

Los equipos de aspersión tienen en común el deposito o tanque, mecanismos de suministro de energía para la movilización y presión del fluido, mecanismos de conducción constituidos por tubos mangueras y orificios de salidas en donde se produce la salida y la pulverización del líquido.

Asperjadoras de espalda:

Las asperjadoras de uso agrícola son de presión constante en las cuales el líquido (soluto más solvente más aditivos) se aplica a presión mediante una bomba movida a mano por el operador. Dicha bomba puede ser de embolo o de diafragma, accionada continuamente.
Este tipo de asperjadora se utiliza especialmente para tratar áreas localizadas o unidades de producción pequeñas tales como lotes, parcelas, jardines, potreros o pequeñas áreas.

Asperjadoras acopladas al tractor:

Durante los últimos veinte años han llegado al país asperjadoras de alto ancho de trabajo utilizadas para aplicaciones de herbicidas presiembra o preeemergentes; así como también equipos de aplicación para adosarse a la barra de tiro en lugar del enganche de tres puntos o integral y algunas máquinas autopropulsadas y de agricultura de precisión.

Las asperjadoras acopladas al tractor poseen un tanque en el cual se deposita el líquido, el mismo es extraído por succión y por medio de una bomba que va accionada por la toma de fuerza del tractor o en algunos casos por un motor opcional, y que impulsa el líquido mediante tuberías o mangueras hasta los orificios de salida o boquillas. La presión es regulada por un regulador de presión, existe una válvula, o llave de derivación, mediante la cual se puede retornar parte del líquido al tanque. El equipo nos permite variar la presión y, la cantidad de líquido que va hacia las boquillas. La presión se mide mediante un manómetro colocado en la tubería dirigida a la barra de aspersión. Para garantizar la pureza del líquido o mezcla existen varios mecanismos de filtrado en la asperjadora.

Dentro de las asperjadoras acopladas al tractor se distinguen dos tipos:

De pulverización mecánica (Asperjadoras de barra o aguilones) en las cuales se pulveriza el líquido en gotas finas las cuales se distribuyen sobre el blanco.

La de pulverización mixta (Asperjadoras tipo cañón). Además de las partes ya mencionadas en la forma mecánica posee un ventilador o turbina cuya función es la de crear una corriente de aire a elevada velocidad y capaz de servir de transporte a las finas gotas hasta distribuirlas sobre las plantas. A diferencia de la mecánica el equipo porta boquilla termina en una boca tipo cañón donde van insertas las boquillas.

Los tipos de bombas utilizadas en los equipos de aplicación de agroquímicos pueden ser de pistón o a membrana, para presiones cerca de 40 bares. Las bombas rotativas pueden ser a engranaje, a diafragma y de aletas excéntricas.

Estas no permiten en general superar los 20 bares a presión. En algunos casos las bombas sirven también para llenar el tanque y para servicios externos como el lavado de partes de estos equipos de aplicación.

Las boquillas son una de las partes de mayor cuidado y variedad de acuerdo al tipo de aplicación que se vaya a ejecutar. Pueden ser de bronce, plástico, latón, cerámica o materiales especializados. Las boquillas están constituidas por: Cuerpo, Filtro, Boquilla o pico, tuercas.

Principales tipos de boquillas y su uso:

Cono Hueco: Produce gotas finas. Se recomiendan Para aplicar insecticidas y funguicidas. Trae Impreso Una letra D, que indica el diámetro del orificio de la boquilla en fracciones de 1/69 pulgadas (0,4mm).

Abanico Plano Produce gotas medias. Recomendadas para Herbicidas. Cada boquilla trae impreso Un número que representa en ángulo de flujo y la descarga minuto. Ejemplo: 8002 es: 80° de ángulo y 0,2 Galones por minuto a 40Psi de descarga Flood Jet Produce gotas gruesas. Especialmente para herbicidas presiembra con Abundante malezas y para Sistemas de siembra directa.

Durante los primeros años de establecer la siembra directa, el control de malezas constituye uno de los principales factores a considerar. El método químico través del uso de herbicidas, debe efectuarse mediante equipos acoplados al tractor con asperjadoras de alto ancho de trabajo como se utilizan en Turén o asperjadoras manuales como en el caso de pequeños agricultores de San Nicolás. Es recomendable, además de una buena calibración, el uso de nuevas tecnologías para garantizar efectividad en la aplicación tales como: uso de boquillas específicas para aplicaciones presiembra, boquillas antigoteo, presiones adecuadas de acuerdo a las boquillas seleccionadas, dosis adecuada al tipo e incidencia de malezas.

La rotación de cultivos ha constituido otro de los métodos adecuados en el control de malas hierbas en sistemas de siembra directa en el Estado Portuguesa, debido entre otros factores a la cobertura del suelo con los cultivos de rotación, efectos alelopáticos, competencia de las plantas cultivadas con las malezas.

Calibración de asperjadoras

La calibración de un equipo pulverizador terrestre debe comprender no sólo el funcionamiento del equipo, sino también el resultado de su trabajo en el ambiente real (situación de cultivo, plaga, producto y ambiente climático).

Es necesario acondicionar el funcionamiento correcto del sistema aspersor (limpieza, descontaminación, reparación), controlar la uniformidad de pulverización y verificar la calidad de la aspersión a través de la cobertura lograda (gotas/cm 2 ). Si la misma no se corresponde con la necesaria para el producto y plaga a controlar, será necesario hacer los ajustes para su corrección.

1.- Método de fórmulas: para calibrar correctamente una máquina asperjadora es necesario calcular la descarga en litros por minuto de cada boquilla aplicadora. Para ello se emplea la siguiente formula:
d = Q. 600. V .e
d = Volumen de aplicación de cada boquilla en litros por minuto (l/ min.)
Q = Caudal de una boquilla en litros por hectárea (L/ ha.)
V = Velocidad de trabajo en km/hora
e =espaciamiento entre boquillas (en m).
a. V. e
Q= ———- 600

Se selecciona la boquilla adecuada de acuerdo a la presión seleccionada de acuerdo a las tablas indicadas o a las características técnicas de la boquilla.

2.- Con el fin de facilitar la calibración fue diseñada una bolsa plástica, que permite efectuar esta operación con relativa rapidez y sin realizar cálculos matemáticos.

La bolsa diseñada en forma que permita recoger el líquido que sale de una de las boquillas de la máquina asperjadora mientras que recogen 50 metros en el terreno. El volumen del líquido almacenado durante dicha distancia, es una fracción correspondiente de la dosis que se desea aplicar, mientras que la zona cubierta por la boquilla en el recorrido de los 50 metros representa análoga fracción de la superficie de una hectárea.

En la agricultura de precisión las calibraciones están basadas en los factores descritos de presión, velocidad, tipos e boquillas las cuales son calibradas e ingresadas a los sistemas satelitales. Se logran aplicaciones de agroquímicos o fertilizantes dirigidos. Llámese “Banderillero satelital” el cual toma en cuenta la densidad de poblaciones de malezas o asperjadora de última generación dirigidas por computadoras. También los drones diagnostican los campos y mediante aplicaciones satelitales aplican los agroquímicos de acuerdo a las características de suelo y de poblaciones de malezas, plagas, necesidades de fertilizantes.

Mantenimiento de asperjadoras

– Lavar el equipo después de utilizarlo, dejarlo airear para que evapore impurezas y seque.
– Engrasar las juntas cardánicas, no dejar la bomba con residuos químicos, lavarla bien, drenarla.
– Mantener el equipo bajo techo para evitar daños causados por el sol o la lluvia.
– Limpiar bien la boquilla y los filtros después de cada operación con presión de aire agua.
– Cuando se vaya a utilizar el equipo todas las boquillas deben ser de mismo tipo y número de horas de trabajo.
– Cuando se esté llenando el tanque con agua, mantener el filtro de la entrada en la tapa, para evitar suciedades a la entrada.
– Existen actualmente en algunas asperjadoras sistemas de limpieza y llenado automático lo cual facilita el mantenimiento, seguridad y gerencia del tiempo.

Aplicaciones aéreas

Factores que afectan la uniformidad de aplicación

 Turbulencia
 Viento
 Altura de vuelo
 Volumen de aplicación
 Precisión del vuelo

Fuente

Minuta Agropecuaria

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.