¡Toma nota! / Cinco infecciones que ponen la vida sexual en pausa

209
En la cama
Foto cortesía

Caracas.- Cuando hablamos de dificultades sexuales, generalmente la mente se va a cuestiones como la eyaculación precoz, la disfunción eréctil o el vaginismo (contracción involuntaria de los músculos del tercio inferior de la vagina que dificulta la penetración).

Sin embargo, en ocasiones lo que impide disfrutar del sexo es algo mucho más biológico, y más microscópico, como una bacteria. Son varias las infecciones vaginales que pueden poner nuestra vida sexual en pausa durante un tiempo.

1. Candidiasis

Conocida comúnmente como hongos vaginales, la candidiasis la produce el hongo candida albicans y no se considera estrictamente una infección de transmisión sexual. La mujer se puede contaminar del hongo que vive en su tubo digestivo, sobre todo en casos de bajada de defensas o cambios en la flora vaginal natural.

Para curarla lo más efectivo son los fármacos azólicos (pomadas u óvulos) que se usarán durante unos tres días. En casos de infección la pareja también debe ser tratada.

2. Tricomoniasis vaginal

La tricomoniasis se transmite exclusivamente por vía genital y cerca del 70% de personas no presenta síntomas. Cuando sí los presenta, se manifiesta en forma de secreción vaginal maloliente con irritación de la vulva, que aumenta durante la menstruación.

El tratamiento es una dosis de antibióticos (metronidazol o tinidazol), que deben ser recetados por un médico. Para evitar repetir contagios, también es necesario tratar a la pareja sexual.

3. Infecciones bacterianas del tracto genital

Esta denominación agrupa algunas infecciones de transmisión sexual tan conocidas como la gonorrea, la clamidia, la sífilis o la cancroide, algunas de ellas asintomáticas en los hombres por lo que pueden contagiarlas sin saberlo.

Para tratarlas es necesario tomar antibióticos y la única forma de prevención es a través del uso de preservativo. La duración del tratamiento puede rondar los siete días, siempre y cuando se ataje a tiempo.

4. Vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana es una de las infecciones que más impacta en la sexualidad femenina. Las cifras apuntan a que afecta al 30% de las mujeres de entre 14 y 49 años en Estados Unidos, y entre el 4% y el 14% en Europa. Además, constituye hasta el 50% de los diagnósticos de infección vaginal, y aun así sigue siendo una gran desconocida.

5. Uretritis y cervicitis

La uretritis es una inflamación de la uretra, que produce molestias locales y al orinar, y secreción de mucosa, mucopurulenta o purulenta, aunque también hay casos asintomáticos.

La cervicitis, en cambio, es frecuentemente asintomática, pero si aparecen signos son el exudado cervical mucopurulento o el sangrado cervical durante las relaciones sexuales o durante una exploración ginecológica. Ambos casos se tratan con antibióticos y la duración depende del tipo que se recete (puede variar entre uno y siete días).

Con información de Salud360

Noticias 24

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.