Recomiendan no reparar los bombillos ahorradores

***Lo ideal es desecharlos de una manera adecuada y no intentar reutilizarlos como últimamente se viene haciendo, ya que poseen mercurio en estado gaseoso, el cual tiene graves consecuencias.***

532

Caracas.- Los bombillos ahorradores, tal como su nombre lo indica, son aliados del ahorro energético, estas luces alcanzan a estar encendidas por más de 8.000 horas consumiendo una quinta parte de las primeras, sin embargo, una vez que se acaba su vida útil pueden llegar a ser peligrosas, tanto para las personas, como para el medio ambiente.

Y es que estos bombillos una vez se dañan, lo ideal es desecharlos de una manera adecuada y no intentar repararlos o reutilizarlos como últimamente se viene haciendo, ya que poseen mercurio en estado gaseoso, el cual tiene graves consecuencias para la salud y el ambiente.

«Un solo bombillo ahorrador podría contaminar 25 mil vasos de agua. Es por eso que estos bombillos se consideran peligrosos y una vez que quedan sin utilidad deben ser manejados por personas expertas en la materia ya que la manipulación de los mismos por personas inexpertas está penado por la ley», así lo explicó Carlos Gómez, gerente general de Vitaambiente.

Esta organización venezolana implementa un modelo integrado de gestión para el acopio, transporte y procesamiento (reciclaje, reúso, revalorización o transformación) de materiales y desechos peligrosos.

Una vez que estos bombillos se llegan a romper despliegan el mercurio en vapor que poseen y el 80% de este metal inhalado se retiene en el organismo. Cuando es absorbido, se distribuye por todo el cuerpo, inclusive llega al cerebro, lo que afecta de manera directa al sistema nervioso central.

Además su inhalación prolongada puede generar mareos y dificultad para respirar, señaló la Escuela de Química de la Universidad Industrial de Santander (UIS) en Colombia.

Asimismo el portavoz de la Fundación Dermatológica Británica, John Hawk, señaló en una entrevista con la BBC, que estos bombillos también pueden generar fotosensibilidad. «Emiten radiaciones electromagnéticas que, como es lógico, pueden llegar a alterar determinadas proteínas de la piel y producir así una reacción alérgica».

Saber desecharlos

Una vez que terminen su tiempo útil de vida lo más recomendable es apartarlos de los demás desechos y colocarlos aparte en una caja.

Otros especialistas recomiendan que antes de colocarlos en una caja, éstos deben meterse dentro de una bolsa sellada porque si se rompen de esta manera se evita que el mercurio se salga al medio ambiente.

Si el bombillo llega a romperse en el hogar se aconseja abrir ventanas, desalojar la habitación y dejar que circule el aire por aproximadamente 15 minutos.

Para recoger los desechos, la persona que lo haga debe utilizar guantes, tapabocas y colocar los pedazos dentro de la bolsa y la caja. Si en la comunidad o la ciudad existe un centro de reciclaje lo ideal es llevarlos hasta ese lugar ya que los expertos en manipular estos desechos son las personas más idóneas para disponer de ellos, sin que represente ningún peligro.

Vive la fiebre del Mundial

Para votar en Facebook: Clic aquí

Fuente

Carolina Contreras

El Universal

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.