Historia de amor en Facebook de venezolana y peruano terminó en estafa

1415
Foto cortesía Diario Ojo Perú

San Juan de los Morros.- Las redes sociales no son ni buenas ni malas, todo va a depender del uso que se les dé. Esta historia demuestra que cualquier cosa puede ocurrir cuando se confía en una persona que jamás se le ha visto el rostro. Sólo fotos y quién sabe si no son de otra persona.

Un joven peruano se enamoró profundamente de una venezolana al extremo de transferirle todos sus ahorros. Al final lo dejaron como novio de pueblo,  vestido, alborotado, limpio y bloqueado en las redes por su amor platónico.

Un joven identificado como Lynen Huamaní, de 25 años, acudió a la comisaría de Arequipa para denunciar a una jovencita, de nacionalidad venezolana, quien le rompió el corazón y lo dejó sin dinero.

Lynen Huamaní le contó a las autoridades que, desde el 31 julio de este año, empezó a entablar una amistad con Joelcy del Valle Sánchez, de 20 años.

Poco a poco fueron ‘conociéndose’ hasta que se volvieron cibernovios, es decir, empezaron un romance a distancia.

Joelcy del Valle Sánchez le decía que estaba enamorada de él y que no veía las horas de estar junto al joven arequipeño. Al más puro es estilo de Penélope, símbolo de la fidelidad.

Sin embargo, Joelcy del Valle no podía irse de su país, porque estaba “más limpia que talón de lavandera”, por lo que Lynen Huamaní se condolió y le envió sus ahorros de toda la vida para que ella se fuera l Perú y “cristalizar su amor eterno y ser felices para toda la vida como en las telenovelas”.

Huamaní le hizo varios depósitos que al final sumaron mil dólares americanos. Una vez con el dinero en mano, Joelcy del Valle desapareció de la vida de Lynen Huamaní y lo bloqueó de sus redes sociales.

El joven tuvo que acudir a la dependencia policial para denunciar a la mujer que amó por el delito de estafa.

El Tubazo Digital – con información de Diario Ojo Perú

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.