Compras millonarias, grandes multas y apuestas adictivas: la historia de la firma de juegos de casino más grande del mundo

125

La compañía de servicios de apuestas y juegos de origen canadiense Amaya se convirtió hace poco en la mayor empresa de este tipo del mundo, gracias a un arriesgado movimiento de compra de otras compañías de su mismo sector. Esta transacción consistió en la adquisición de Oldford Group, una firma que era dueña de PokerStars y Full Tilt Poker, los dos sitios de apuestas más grandes de toda la web.

Tal y como reseña el catálogo de casinos online de blackjack-gratis.org, esta compra hizo desembolsar a Amaya la cuantiosa cantidad de $4900 millones, una cifra astronómica que una vez más nos demuestra el poder y el dinero que mueve la industria de las apuestas por internet.

Amaya Gaming Group es una empresa nacida en Canadá, la cual se encarga de la creación y desarrollo de juegos de casino y todo lo que tenga que ver con apuestas en línea. Antes de realizar esta gran adquisición y entrar al mercado del póker online, esta firma ofrecía otros juegos de casino en toda la web, como ruletas, tragaperras, y algunas versiones de blackjack. Algunas de sus tragamonedas más recordadas son Vampires vs Werewolves y Atlantic City. Según análisis del sitio web especializado en casinos online https://www.juegos-de-casino.info/, Amaya es uno de los desarrolladores más confiables e innovadores en la industria, razón por la cual han alcanzado la privilegiada posición que tienen hoy en día.

Esta jugada maestra de parte de Amaya los ubica en un lugar aun más importante en el mercado de los juegos de casino en la web. PokerStars y Full Tilt Poker suman la friolera cantidad de 90 millones de jugadores registrados aproximadamente. Si a esto le sumamos la cuota de jugadores que ya tenía Amaya antes de esta compra, queda en evidencia que el número de usuarios que consumen productos de Amaya es gigantesco.

Estados Unidos y sus regulaciones con respecto a los casinos online

Todos estos movimientos de compras y adquisiciones forman parte de una estrategia de Amaya para ganar más terreno en el mercado estadounidense, ya que el canadiense y el europeo ya lo tienen completamente dominado.

Sin embargo, esta firma tiene que ir con cuidado: las apuestas online en Estados Unidos están muy reguladas. Aunque recientemente están dando más libertades, las compañías que ofrecen juegos de casino siguen estando bajo la lupa de las autoridades. Nada más en julio de 2012, el Departamento de Justicia de Estados Unidos multó a PokerStars y a Full Tilt Poker con $731 millones por haber incurrido en ciertas infracciones con respecto a las leyes federales de apuestas por internet. Sumado a eso, el anterior CEO de Full Tilt Poker, Raymond Bitar, fue encontrado culpable de varios cargos relacionados con fraude y violación de las leyes de apuestas en Estados Unidos. Sin embargo, no fue condenado a prisión por problemas de salud.

Esto es solo una pequeña muestra de lo severas que son las leyes estadounidenses con los casinos y las apuestas, y más aún cuando son a través de internet. Los organismos estadounidenses siempre están velando por el cumplimiento de las leyes en su territorio, así como también para evitar la ejecución de actos ilegales. Es destacable también la acción del Departamento del Tesoro de Estados Unidos al prohibir la negociación de bonos de origen venezolano en su territorio, una jugada maestra para combatir la corrupción y el lavado de dinero que tiene lugar en este país caribeño a través de estos bonos.

 

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.