PORTILLAZOS INTERNACIONALES / Misceláneas

89

Misceláneas1 Venezuela tiene años siendo uno de los principales objetivos de una férrea guerra sucia fundamentada en el desprestigio del país en el ámbito internacional, con un especial tratamiento editorial de medios de comunicación que intentan poner en duda su democracia, el proyecto político electo por la mayoría de los venezolanos y las venezolanas.

Un ejemplo. El diario ultraderechista español ABC, es apenas uno de las empresas mediáticas dedicada a atacar a Venezuela, que opera abiertamente en la guerra sucia internacional contra el país.

ABC utilizó declaraciones de Iván Simonovis contra Venezuela, un antiguo comisario y jefe de la extinta Policía Metropolitana que coordinó y ejecutó la masacre de Puente Llaguno, perpetrada el 11 de abril de 2002 durante el golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez y donde fueron asesinadas 19 personas.

En las declaraciones utilizadas por ABC, Simonovis asegura que el Gobierno de Nicolás Maduro ejecuta un plan para desestabilizar la región en coordinación con las fuerzas “socialistas” de Latinoamérica.

De hecho, ABC tergiversa las propias declaraciones de Simonovis y asegura que Venezuela realizó “una cumbre” cuando el evadido de la justicia dijo que era una “reunión secreta”, y además agrega que en dicho encuentro participaron “paramilitares” para “coordinar una guerra política”.

2 Desde 1977 Colombia no vivía un paro nacional comparable a las jornadas que vive actualmente. ¿Qué ocurrió para que una protesta de esta magnitud tardara más de 40 años?

Echando un vistazo a la realidad social de Colombia, lo más sorprendente de las recientes protestas no es ni su magnitud ni sus demandas, sino que pasaron cuatro décadas sin producirse y que exigen dos cosas: 1) la renuncia del presidente uribista, Iván Duque,y 2) las reivindicaciones sociales históricamente olvidadas.

3 El presidente Evo Morales tuvo demasiada buena fe al pensar que la Organización de Estados Americanos (OEA) podía tener una actitud neutral en el proceso electoral, cuando en realidad fue el factor determinante del golpe en su contra.

La OEA participó como observador electoral en los pasados comicios en el país andino. Sin embargo, luego de la resolución sobre la auditoría parcial del pasado 10 de noviembre, el organismo ha dejado en evidencia todo el entramado contra el exmandatario colombiano, contra quien se ejecutó un golpe de Estado.

Catorce congresistas demócratas de EE.UU.criticaron el papel de la OEA en la crisis en Bolivia, donde la pugna política tras las anuladas elecciones del 20 de octubre deja más de 32 muertos.

“En particular nos preocupan las declaraciones infundadas y engañosas vertidas por la misión electoral de la OEA en Bolivia el 21 de octubre, de las que posteriormente el Departamento de Estado se hizo eco”, indicaron los congresistas gringos.

4 La derecha latinoamericana -con la permanente guía de Estados Unidos– parece haber renunciado a la vía electoral como medio para la conquista del poder. Cada vez que son derrotados electoralmente, los partidos políticos conservadores de derecha y las clases económicamente dominantes buscan mecanismos alternativos para tomar el control que los pueblos les han negado.

5 ¿Otro que está chorreado? El supuesto presidente de Colombia (algunos dicen que quien manda es Uribe), Iván Duque, admitió que su Gobierno “tiene problemas” y “muchos desafíos” que deben “superar” al reconocer que “muchas de las aspiraciones sociales” que generaron la protesta y paro nacional en ese país “son válidas”.

No obstante, Duque enseña las garras y muestra que también sabe reprimir.

Politólogo Alex Vásquez Portilla

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.