MÁXIMO BLANCO / Las Ciudades Comunales: otro sueño

122

ciudades comunales

Los encantos, para vivir mejor, del socialismo bolivariano  se han ido agotando. La libertad la acorraló la represión.

La democracia  la achicó el totalitarismo.  La Contraloría Social murió entre los aplausos de fogosos discursos.

Las cooperativas se las tragó la corrupción. Los motores de la economía permanecen apagados. Y la Venezuela potencia sólo exhibe debilidad.

Hoy cuando el 84% de la población está inconforme con la mal llamada revolución. Y la pobreza y el hambre recorren la geografía nacional. El gobierno levanta otra utopía para su socialismo: las Ciudades Comunales  (CC).

Su creación la adelantarán a través de una ley orgánica, asumiendo competencias que son propias de la Constitución Nacional,  pues en el texto de la carta magna está claramente contemplada la división político territorial de Venezuela.

El sueño que venden desde las CC es el de resolver las necesidades colectivas, a partir de los valores del Socialismo Bolivariano, impulsando a través de la democracia participativa y protagónica la utopía de alcanzar el Estado Democrático y social de Derecho y de Justicia.

Un cuarto de siglo llevan ofreciendo ese paraíso, y mientras  más lo prometen hay menos democracia, menos participación ciudadana y menos protagonismo del pueblo. Cada vez estamos más lejos de la justicia social y del estado de derechos.

Las CC serán  bachaqueros en el organigrama de la actual división político territorial  del país, con réplica de los mismos poderes públicos e instituciones, bajo un régimen centralizado, cuyos recursos para su funcionamiento les serán  transferidos por el Ejecutivo Nacional, las Gobernaciones y las Alcaldías, por lo cual, de entrada, y sin discusión, tendrían los mismos problemas que hoy se expresan en toda la sociedad venezolana: hambre, pobreza, miseria, violencia , delincuencia y corrupción.

Esto será así porque, de acuerdo con el artículo tercero de la referida Ley de las CC, se organizarán  para profundizar el proyecto socialista del gobierno, lo cual, por la experiencia de los ensayos marxistas en el mundo, generarán mayores dificultades entre los venezolanos.

Así será. Si no existe Contraloría a nivel nacional, cómo es que van a funcionar en las CC. Si el poder judicial nacional no imparte justicia, cómo es que va a existir justicia de paz en las CC.

Si las actuales universidades no tienen presupuesto, cómo es que van a tener las de las CC. Si hoy los bancos no cumplen con sus funciones, cómo es que van a operar rentablemente en las CC.

¿Cuál sistema estadístico y geográfico nacional estará asociado con el comunal?

En fin, si no tenemos seguridad personal en Venezuela, cómo  es que existirá en las CC.

Las CC serán  simples agregaciones de Comunas y Consejos Comunales. Por lo que, sólo  serán otro sueño pintado en el papel.

Nada de miedos. Acumulemos poder y organicemos al pueblo para derrotarlos con la fuerza del voto.

Máximo Blanco / Economista 

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.