‘Torbellino’ en la AN ante estrategia del 10-E

198

Caracas.-Ante la expectativa que se ha desatado en lo que pueda suceder mañana cuando Voluntad Popular, Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo asuman la nueva directiva de la Asamblea Nacional, son muchos los escenarios que desde ya se vienen manejando dentro del Parlamento frente a la toma de posesión del presidente Nicolás Maduro, el próximo 10 de enero, y hay quienes consideran que el radicalismo debe atajarse y otros imponen la tesis contraria.

Con el debate dividido, este jueves 3 de enero los perfilados al cargo para el control de la AN, Juan Guaidó a la presidencia de VP, Edgar Zambrano a la primera vicepresidencia por la tolda blanca, y Staling González del partido blanquiazul, a horas de ser juramentados se encontraron, en Caracas, para definir la postura de la AN en la decisión que implica declarar ilegítima la toma de Maduro, llamar al retiro de embajadores, buscar una salida en el terreno de la negociación o nombrar un “gobierno paralelo”, una opción que cotiza a la baja, toda vez que la línea a la que se llegó en la reunión es la de “no aventuras y sí defensa de la Constitución y de los derechos de la AN”.

Todo esto está servido en la mesa de la oposición, moderados y radicales discuten la agenda y hasta ahora mantener una línea cautelosa y prudente marca un peso importante; sin embargo, según fuentes en anonimato de la AN, la insistencia de voceros fuera del país mantienen prendida todavía la mecha colocando a la oposición nuevamente en una encrucijada en plena ebullición del conflicto político en Venezuela.

Esto en principio son los objetivos que tiene a la vista la Asamblea Nacional como poder constituido, que mañana arriba a su cuarto año legislativo bajo el mando de Voluntad Popular en la presidencia de la directiva, ya en medio de rumores y especulaciones algunos señalan que el papel de la AN desde el 10 de enero debe ser más político y calculador, otros ven la oportunidad para la mediación con el Gobierno y acuerdos incluso para elecciones generales.

En 2017, la AN en manos del diputado Julio Borges, de Primero Justicia, declaró el abandono del cargo del presidente Maduro “y ese acuerdo se hizo en medio de presiones y chantajes, fue una ridiculez que no nos llevó a nada, aquí lo que hay es que pedir nuevas elecciones y demostrar a la comunidad internacional las fortaleza de la oposición en unidad”, expresa un diputado de UNT, en reserva de su identidad.

Carlos Raúl Hernández, analista político, aplaude que aparentemente la actitud, para este período, será distinta, pues dejarán a un lado los actos “insurreccionales” frente al Gobierno, “ahora lo que no sabemos es si los partidos políticos se han trazado una estrategia frente al Gobierno o si sencillamente es una respuesta coyuntural para evitar un conflicto o una situación”.

Desgraciadamente la oposición despilfarro la oportunidad en República Dominicana porque ya Venezuela estuviera en otras circunstancias”, aseveró.

“Quiero saber si ya la oposición cambió de línea y regresó a la que le dio el triunfo en diciembre del año 2015, quiero vincular lo que ocurrirá este 5 de enero con el regreso de una estrategia democrática, pacífica, negociada y de entendimiento constitucional”.

“Somos el poder constituido con mayor legitimidad porque fuimos producto de una elección. A pesar de los desmanes del Consejo Nacional Electoral se pudo recoger la voluntad del pueblo y por eso ganamos las dos terceras partes de la Asamblea Nacional”, defiende el diputado Juan Pablo Guanipa.

Para Guanipa, representante por el estado Zulia, el desafío de la AN “es rescatar el orden constitucional en Venezuela y a partir del 5 de enero cuando se instale la nueva directiva tenemos que crear una instancia para el rescate del orden constitucional en Venezuela”.

Pero, la diputada zuliana y dirigente regional de VP, Desireé Barboza, adelantó que buscarán “impulsar, después del 10 de enero, un movimiento con apoyo de la comunidad internacional desconocer a Nicolás Maduro y que desde allí se pueda dar un choque de instituciones legítimo, constitucional para poder conseguir un mecanismo legal para que se pueda dar una transición lo menos tortuosa. Ése es nuestro objetivo primordial al asumir la presidencia de la AN”.

En materia legislativa dijo que se enfocarán en el área de hidrocarburos, “pero no podremos ejecutarlo si no logramos el cambio de este sistema”.

Por ahora, los ojos del país están puestos en los anuncios que hará el diputado Juan Guaidó, quien asumirá las riendas de Poder Legislativo en representación de la tolda naranja considerada como una de las organizaciones del radical opositora junto con ABP y Vente Venezuela.

Fuente

Panorama

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.