Maduro asegura que impedirá el «show» de la ayuda humanitaria

***El mandatario afirmó que la ayuda humanitaria es un "regalito en forma de bomba" y la mesa de contacto en Montevideo está parcializada.***

366
Nicolás Maduro
Foto cortesía

Caracas.- El presidente Nicolás Maduro aseguró este viernes que no permitirá el «show» de la ayuda humanitaria, al referirse al cargamento que llegó a la frontera de Colombia por solicitud de Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por unos 40 países.

«Venezuela no va a permitir el show de la ayuda humanitaria falsa, porque nosotros no somos mendigos de nadie», aseguró el presidente socialista en rueda de prensa.

Según Maduro, la «emergencia humanitaria» es «fabricada desde Washington» para «intervenir» Venezuela. «Es el expediente que completa la intervención, es el show de la ayuda humanitaria». «Venezuela no está en ninguna crisis humanitaria», agregó.

El presidente declaró que la ayuda humanitaria es un show para «intervenir» a Venezuela y comparó con las pasadas intervenciones de Estados Unidos con países «independientes y petroleros» como Libia o Siria, donde, según él, se llevo a la destrucción de esos países.

Reafirmó que Estados Unidos ha intentado intervenir a Venezuela y que «pretende introducir caos para desmembrar el país». En ese sentido, ironizó con que la ayuda humanitaria «es un regalito en forma de bomba».

Maduro culpa de la escasez de alimentos y medicinas que padecen los venezolanos a las sanciones impuestas por Estados Unidos. «Liberen el dinero que nos tienen bloqueado y secuestrado. Es un juego macabro: los apretamos por el cuello y les hacemos pedir migajas», manifestó.

Una decena de vehículos cargados de medicinas y alimentos llegaron el jueves a la ciudad de Cúcuta, Colombia, fronteriza con Venezuela, donde fue instalado un centro de acopio cerca del puente internacional Tienditas, bloqueado por los militares venezolanos con dos camiones y una cisterna.

«No es ninguna ayuda. Es un mensaje de humillación al pueblo, porque si quisieran ayudar deberían cesar todas las sanciones económicas (…). El paquete es muy bonito por fuera, ayuda humanitaria, pero por dentro lleva veneno», subrayó.

Afirmó que en caso de ingresar la ayuda humanitaria sin su consentimiento actuara «legal y correctamente».

Guaidó ha anunciado que en los próximas días llegarán más cargamentos y que se instalarán otros centros de acopio en el vecino Brasil y en una isla caribeña por definir.

En su pulso con el poder, Guaidó insiste en la ayuda humanitaria y ha reiterado sus llamados a los militares para que no bloqueen la entrada. «Están en un dilema: o se ponen al lado del pueblo necesitado o de la dictadura», aseguró.

Maduro advirtió que el articulo 233 que Guaidó utilizó, para juramentarse como presidente interino, exige convocación de elecciones en 30 días. «Se pasan por encima del articulo 233 (…) que los obliga a convocar elecciones en 30 días», agregó.

El otrora país petrolero, sumido en la peor crisis de su historia moderna, sufre la escasez de productos básicos y una hiperinflación, que según el FMI será de 10.000.000% en 2019.

Unos 2,3 millones de venezolanos han emigrado desde 2015, según la ONU.

Maduro rechaza «parcialización» del Grupo de Contacto Internacional

El gobernante venezolano rechazó, asimismo, la «parcialización» del Grupo de Contacto Internacional, que llamó a elecciones presidenciales libres en su declaración final de una reunión en Uruguay.

«Rechazamos la parcialización, la ideologización del documento del Grupo de Contacto, pero estoy listo y dispuesto a recibir a cualquier enviado» de ese bloque de países europeos y latinoamericanos, aseguró Maduro en rueda de prensa.

Maduro pidió a la representante de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, «escuchar la verdad de Venezuela» y no a la oposición, liderada por Guaidó.

«Le decimos a la Unión Europea y a Federica Mogherini siempre: Ustedes no escuchan la verdad de Venezuela. Ustedes están sordos (…). Se han dejado llevar a posiciones extremistas. La UE está condenada al fracaso», manifestó.

El Grupo de Contacto Internacional (CGI), integrado por países europeos y latinoamericanos, se reunió este jueves en Montevideo  y pidió elecciones presidenciales libres.

Ocho países de la Unión Europea (UE) y tres de América Latina (Costa Rica, Ecuador y Uruguay) se comprometieron a trabajar para «establecer las garantías necesarias para un proceso electoral creíble en el menor tiempo posible», según la declaración final.

El documento no fue firmado por los otros dos participantes de la cita, Bolivia y México, que argumentaron no poder apoyar el llamamiento a elecciones por tratarse de un asunto de política interna.

El grupo también también instó a «permitir la entrada urgente» de asistencia humanitaria, y resolvieron coordinar esa ayuda con Acnur, la agencia la ONU para refugiados, y enviar una misión técnica a Venezuela.

Con información de la AFP | El Universal

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.