Exigen a la oposición ampliar la MUD para promover cambios

34

Quienes acompañaron a la Mesa de la Unidad Democrática durante el proceso de negociación realizado en República Dominicana, exigieron a la coalición opositora la ampliación de su abanico de partidos con la participación de  otros factores sociales, a fin de superar el cortoplacismo electoral, lo cual permitiría afrontar de manera más adecuada la grave crisis que afecta a los venezolanos.

Colette Capriles, psicólogo social; Juan Manuel Raffalli, abogado constitucionalista; Marcela Maspero, representante sindical; Alonso Medina Roa, activista de derechos humanos, y León Arismendi, abogado laboral, coinciden en que el dilema no solo es electoral. Sostienen que se necesita una planificación y una agenda que involucre a la mayor cantidad de factores.

Capriles señaló que es urgente que la oposición evalúe su actuación, incluido el proceso de negociación, para así reformular la alianza, en la cual se debe incluir a otros actores e invitar a todos aquellos que quieren un cambio de rumbo en el país. “Hay un punto previo a la participación en las presidenciales que no se está considerando. Creo que hay que redefinir una estructura y ver los escenarios, y en función de eso decidir cuál es el curso de acción más favorable”, indicó. Dijo que el gran riesgo no es tanto que frente a las presidenciales el gobierno se imponga, sino que los factores democráticos no sepan cómo responder al día siguiente.

“¿Qué haces con un país que va a tener a un presidente reelegido, pero desconocido internacionalmente? ¿Cómo conservar la unidad de la oposición y de la gente frente a eso? Ese es el gran dilema”

Raffalli recalcó que la oposición debe seguir exigiendo elecciones transparentes para que haya verdadera democracia. “No corresponde solo a los partidos políticos o a la Mesa de la Unidad Democrática, esto debe ser un movimiento horizontal. La sociedad toda se tiene que activar a defender su democracia. No es que se derroque a un gobierno, es que se pidan elecciones libres y justas como lo indica la Constitución. Eso es lo que impera”.

Precisó que esa exigencia se debe convertir en un factor movilizador de la sociedad, debido a que se puede crear “un movimiento muy horizontal“, con un organismo de coordinación que se ocupe de pedir elecciones libres, que planifique lo que va a hacer antes, durante y depués del proceso electoral

A su juicio, esa aspiración excede en mucho a los partidos políticos y al liderazgo opositor advirtiendo que “Lo que viene es una mezcla de inestabilidad política y malestar social que va a requerir mucha firmeza y decisión. El gobierno y la estabilidad del país van a estar muy comprometidos”.

Reflexión

Maspero aseguró que a la oposición le corresponde reconstruir la unidad no solo en lo electoral, puntualizando que: “Toca reflexionar, asumir los errores y llegar a una unidad que va más allá de los partidos políticos, con las organizaciones sociales, sindicales, con todos los sectores que apostamos por un cambio”.

Destacó que el liderazgo opositor se debe reconectar con los problemas mas sentidos de la gente común: “Se sigue hablando de candidaturas cuando al país le interesa que se construya una unidad férrea en el medio de la diversidad, donde se incorporen los sectores sociales y se construya una agenda para el proyecto de país que se quiere”. La dirigente sindical considera que los sectores sociales no solamente deben fungir de asesores externos, sino que deben ser incorporados a la toma de decisiones.

Medina Roa, por su parte, llamó a unificar los criterios políticos. “Cualquier decisión debe tomarse desde una posición única. Ahí estará el éxito o el fracaso”. Sostuvo que el debate no debe centrarse en las elecciones, sino en la fecha y en las condiciones y en seguir ejerciendo presión para que se garantice la transparencia del proceso.

“Partidos y sociedad civil deben trabajar juntos. La Unidad debe manejarse con amplitud”.

Arismendi indicó que es el momento para exigir comicios justos: “El país quiere resolver sus problemas con elecciones, pero no con cualquier proceso. Si las razones que llevaron al desacuerdo son precisamente las condiciones, hay que seguir insistiendo en eso”, seguido de lo cuál recalcó que de las decisiones debe participar la mayor parte de los venezolanos. 

Atender la crisis humanitaria

De parte del factor mas elementalmente humano de este grupo de críticos, Feliciano Reyna considera que es necesario insistir en la atención de la crisis humanitaria al margen del conflicto político, señalando que la emergencia humanitaria debe tener prioridad en la agenda: “La transición no ha llegado y cada hora que pasa cobra nuevas vidas, a cada hora ocurren daños irreparables. No esperemos, la necesidad es inmediata“.

Rechazó que el gobierno niegue la emergencia y que además lo haga reiteradamente. Pidió que no se deje de lado el sufrimiento de la población. Señaló que proponen la apertura a la cooperación internacional a gran escala en materia de salud y nutrición, debido a los efectos gravísimos que han venido creciendo en intensidad y en alcance geográfico, y que a estas alturas ya no se trata de paliar daños, sino para salvar vidas.

Fuente

El Nacional

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.