Trinchera Política / El Circo Romano Criollo

156
plaza
Imagen referencial

La movilización que promovieron los representantes de la dictadura a nivel regional y municipal, a propósito del inicio de sus “navidades felices-2019, y cual fuera inaugurada el viernes pasado en la Plaza Bolívar de la cabecera del Estado, generaron y siguen creando opiniones contradictorias, juicios y conclusiones de todo tipo.

El despliegue logístico y de recursos financieros nos traspaló al coliseo romano y a la desvergonzada cultura sodomita y gomorrrista.

Con objetivos claros de llevar un mensaje, que se resumen en: desviar la atención que tienen los ciudadanos sobre los males que viven, distraer la conciencia de las masas, insertar una agenda y desmoralizar a quienes enfrentamos la dictadura, para seguir ganando tiempo en el poder.

No estuve en tan bochornoso evento, pero la propaganda goebbeliana se ocupó de recrearme el espectáculo, sin duda alguna, se ve mucha gente en el espacio, de todos los colores, razas, credos, ideologías y géneros, a la que aprovechando la oportunidad, para relajarse un rato, se fueron a una fiesta gratis cuyo principal atractivo y convocante fue la billos y demás agrupaciones musicales.

Desde mi perspectiva, el pueblo se chuleo al gobierno, pues no es verdad que la gente fue a la rumba porque la convocara el gobernador, la alcaldesa o lo decretara el inquilino de Miraflores, idea que se refuerza con la verdad demostrable, de que el régimen solo cuentan con una minoría de asalariados, que son obligados y utilizados asistir a sus marchas o concentraciones cuando son necesarios.

Por otro lado, según expertos calificados sobre espacios métricos por personas, señalan que en la plaza caben 2000 personas, números más, números menos, lo que sí es seguro es que la concurrencia asistente no pasa del 1% de la totalidad de la población que habita el municipio Roscio, cosa que debería preocupar al régimen por que el 99% de los ciudadanos que vivimos en el ayuntamiento pudimos constatar:

1.- Que mientras los ciudadanos se achicharran en las paradas esperando bus para ir a sus centros de trabajo, estudios y hogares; ese día, hubo autobús hasta altas horas de la noche.

2.– Que mientras los ciudadanos son víctimas de la delincuencia de manera permanente; ese día, hubo más seguridad que nunca.

3.- Que mientras ese día regalaban plata, licor y comida; los ciudadanos día a día tienen que maniobrar para esquivar el alto costo de la vida.

4.- Que mientras los ciudadanos sufren las penumbras del alumbrado público y la reanudación de los apagones en las comunidades, la plaza Bolívar de San Juan de los Morros parece estar más iluminada que Dubai.

5.- Que mientras los ciudadanos sufren por falta de insumos médicos, educativos, alimentos, agua, gas, etc; El régimen derrochaba toneladas de dinero y materiales en objetos banales.

Estos males que ocasiona el régimen, de seguro tendrán una respuesta contundente, cuando se liberen las fuerzas del cambio de los ciudadanos, en este sentido la movilización convocada para el 16 de noviembre, sirve de base para que la gente demuestre su rechazo al despotismo y persista en la organización  y articulación para derrotar la dictadura.

Algo que debe tener presente el régimen, es que una vez sea derrotada la dictadura, la fiesta no solo será en la plaza Bolívar; sino en cada calle, cada barrio y cada urbanización de la geografía nacional.

“Las utopías tienen fuerza material cuando se construyen con nuestras propias manos…”

Reynaldo J. Cortes G. / [email protected]

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.