Trinchera Política: Breve balance del 16N en Roscio

346

trinchera política

Trinchera Política / Toquemos fondo, quedarse o movilizarse, cuántos fueron y cuántos dejaron de ir, es cuestión de forma. El tema que preocupa, es que quiénes se arrogan la dirección política del FAVL en Guárico, no tienen intensiones de luchar contra la dictadura, sino que esperan que Caracas haga todo, con la falsa ilusión de que solo Caracas va derrocar la dictadura.

Esta dirección regional se conforma con enviar las foticos por las redes, tirarse elocuentes discursos como que si la actividad fuera una campaña electoral y arrodillarse ante los dictámenes de los representantes de la dictadura en la región. 

Otra preocupación que salta, es que sigue privando, como motores motivadores a las fuerzas del cambio, la propagandización del inmediatismo, la atomización del jornalismo de fecha en fecha y la atadura de expectativas a la dinámica que se pudiera presentar a nivel internacional.

Estas debilidades que se nos presentan en la oposición, solo serán superadas, una vez se conciencia, que solo con la organización de las grandes masas, la acción permanente y sistemática de los ciudadanos, la unidad primaria y política de los demócratas; unida, a la combinación y despliegue de todas las formas y modalidades, podremos fracturar las fuerzas canallas de la dictadura.    

Los sucesos del sábado 16N, nos lleva a reflexionar y asumir determinaciones claras, la construcción de la rebelión ciudadana, como única salida a la dictadura, ya en todo el país se viene trabajando al respecto, por lo que debemos incorporarnos y articular con las fuerzas alternativas, para dar saltos cualitativos y cuantitativos; para esta tarea se requiere de todas las voluntades dispuesta para el combate en todos los escenarios. 

En términos generales, la concentración-movilización en Roscio estuvo más nutrida que las últimas jornadas, los esfuerzos de convocatoria de Guaido y de las plataformas unitarias en la localidad surtieron efecto, además de la estimulación que originó la agitación del gremio docente, con el desarrollo de sus paros reivindicativos.

Esta situación bien interpretada y dirigida, nos podría configurar la superación del reflujo y un ascenso del movimiento de masas en la lucha contra la dictadura.  

Por otro lado, el régimen hizo lo que tenía que hacer, demostrar fuerza, capacidad de defensa y sitiar la oposición, llevó su rebaño de asalariados –muchos de ellos obligados– y su gendarmería pesada, dibujándonos así, su teatro de operaciones, a la que debemos analizar con profundidad para propiciarles derrotas.

Finalmente, la dirección política de la oposición actual en el Estado, debe renovar su discurso y su accionar, desprenderse por un momento del electoralismo, para ponerse al frente de la rebelión que de paso a la usurpación.

De no entender esta necesidad ineludible, tendrán que ser los factores alternativos, conjuntamente con la gran masa de hombres y mujeres, quienes tengan que asumir la dirección de la lucha para derrotar la dictadura, en esto, no hay ambigüedades ni chantajes políticos, los que queremos democracia tenemos que dar un paso al frente hacia la rebelión.

“Las utopías tienen fuerza material cuando se construyen con nuestras propias manos…”

 Reynaldo J. Cortes G. / [email protected]

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.