Reynaldo J. Cortés / Retazos de un balance

111

Guárico.-  El 01M, termine el día con una frase “Por lo pronto, calmaré el verbo incendiado y laxaré los intestinos constreñidos, mañana será otro día de lucha…”,

Resumía quizás, la molestia de una manera estética, lo que podía ser un balance de las jornadas del 30A y el 01M en San Juan de los Morros, y como siempre, me detengo acá, porque de lo nacional bastante se habla.

Trataré de ser breve en el balance que presento, aunque tenga mucho de anecdótico, pero necesario para la reflexión, Los hechos, dados los acontecimientos sorpresivos de la Carlota, desde muy tempranas horas de la mañana del 30A, por las redes sociales se convocó a los sanjuaneros a concentrarse en la esquina de McDonal.

En principio imaginé que se trataba de un lugar estratégico. Sin embargo, cuando me congregue e indague cual era el objetivo político y los pasos que se tenían planteado, me sorprendió las miradas de aversión algo incomodas y en el mejor de los casos, la respuesta que obtuve, fue la ya trillada farsa: “la orden vino de Caracas”.

Mi olfato no perdona cuando algo huele mal y propusimos a los “jefes” que se movilizara la concentración a puntos realmente estratégicos de acuerdo al desarrollo de los acontecimientos nacionales, de cajón se hicieron los paisas.

Insistimos a que por lo menos se hiciera un recorrido vehícular por las comunidades para llamar a la gente a que se sumaran a la protesta y a las 3 horas fue que se dispusieron a la acción (el tiempo en política es oro).

Los eruditos de la lucha anti-fascista se les ocurrió la brillante idea de preparar un sancocho comunal, que según ellos, era más importante para mantener una protesta sin retorno.

Sancocho que estuvo a las 4pm cuando ya nacionalmente, se sabía que las cosas se habían calmado, de los figurines del micrófono escuche a tiro de las 6pm una noticia que era de la mañana y toda una galería de sandeces irresponsables.

No entendí el mensaje, o el chico no sabía lo que ocurría o al mejor estilo populista quería animar a la gente con mentiras. Pero lo más patético, fue que, quienes dirigían la orquesta convirtieron una acción de lucha que no se había ganado, en una fiesta de Magallanes&Caracas, donde no faltaron los cocteles.

De postre al sancocho y la francachela, la represión por parte de los gendarmes de la dictadura a una concentración pacífica; entre paréntesis debo decir: la represión se pudo evitar o contener desde tempranas horas si los fines políticos hubiesen estado claros desde el principio.

El 01M, solo sorprendió a los incautos, las fuerzas represivas pretendían desmovilizar cualquier actividad. Sin embargo, la ciudadanía aguerrida se plantó a pocos metros del punto establecido, sobrepaso la dirección política al movilizarse a rescatar, frente a la policía el sonido que fuese secuestrado.

Dentro del Bulevar de mítines desordenados las contradicciones entre los liderazgos evidencian que las ordenes no eran claras, y como dice Sun zu “Si las ordenes no están claras…la culpa es del general” Las Fortalezas Sin duda, que una de las fortalezas, es que el llamado de Guaidó sigue teniendo convocatoria, arrojos y coraje de los sanjuaneros, no se esperaba lo que llegó, pero son signos positivos; por otro lado, es la capacidad de aguante de los ciudadanos, ante la inclemencia del clima, sus necesidades biológicas y la torpeza de quienes los dirigen y sin duda la capacidad de solidaridad que se desprende de la dinámica de la lucha.

Las debilidades, aunque no le gusten a muchos, se evidencia que en Roscio y Guárico, quienes se declaran, ser los dueños de la dirección política de la oposición, no saben luchar contra una dictadura.

No se preparan para acontecimientos sorpresivos, desconocen de tácticas coyunturales y siguen sin atender los estados de ánimos de las masas, cosa peligrosa que solo dará como resultados frustración y apatías en sectores de la población.

¿Qué hacer? Las responsabilidades históricas no se eluden, por lo que nos toca forjar una dirección política alternativa, amplia y democrática que oriente acertadamente las luchas venideras; desde la unidad primaria se debe articular y educar a los ciudadanos, en el entendido de que lo planteado en Venezuela no es una rumba sino la construcción de una rebelión y una huelga general que de paso al cese de la usurpación; y que un sonidos y tres disparates por micrófonos no pueden ser el pastor de los borregos que nos conduzca al despeñadero.

Reynaldo J. Cortés G

*Dirigente de oposición en Guárico-  Integrante del Frente de Ciudadanos en Defensa del País

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.