Portillazos / Líbranos Señor de dos desgracias políticas

115

Tremenda suerte hemos tenido los venezolanos de que el fulano usurpador Juan Guaidog no haya llegado a ocupador la silla en Miraflores, el hombre carece total y absolutamente de estatura de estadista y de sentido patriota y nacionalista en el manejo de los asuntos internacionales. Debemossubrayar las relaciones peligrosas deGuaitontocon los narcoparamilitaresde Colombia, así como las afirmaciones de su “embajadora en el Reino Unido”, Vanessa Neumann, en las que recomienda no hablar de “el Esequibo de Guyana”.

El propósito de Guaitonto que anunció cuando se coronó presidente usurpador de Venezuela de derrocar por la fuerza en poco tiempo al gobierno de Nicolás Maduro no se ha concretado, y lo peor para él, no parece poder producirse en el futuro inmediato, como no sea al sangriento precio de una intervención militar extranjera encabezada por el sanguinario imperio gringo.

El hombrecito ha incumplido o no ha podido cumplir su promesa ni la encomienda que le diera el atolondrado Trump, encandilado éste y buena parte del pueblo opositor, por el espejismo de una presidencia de mentira, que creyeron que el pelele podría provocar un cambio de gobierno.

Cuando la vaina está muy grave con las fotos de Guaitontocon los narcoparamilitares colombianos la Lilian la termina de embarrar. El medio PanAm Post Español difundió las declaraciones que emitió la Tintorien el que aseveró que su “organización ‘Rescate Venezuela’ trabaja con paramilitares para distribuir ayuda humanitaria en Venezuela”. No fue que lo imbécil se le subió a la cabeza o tuvo un momento de locura, esta gente de extrema de derecha y con rasgos muy marcados de fascismo que hoy dirige a la oposición violenta y extremista, no tiene escrúpulo alguno para aliarse con quien sea para lograr sus propósitos políticos.

“Aclaro que nunca hemos trabajados con grupos irregulares o paramilitares, ni lo haremos. Lamentablemente cometí un error en el uso del idioma inglés”. Esta explicación se la creerá ella solita, los que conocemos un poco de inglés pudimos oír en el video que se difundió con sus afirmaciones que la Tintori habla perfectamente el inglés, requisito sine qua non para creerse un gringode orilla o reencauchado.

Más allá de los esclarecimientos, suficientemente enclenques de Tintori, la revelación es casi una confesión pública y cosmopolita de la absoluta falta de parámetros morales de una dirigencia política que se ha presentado ante el mundo como oprimida por una cruel y monstruosadictadura, pero mantiene alianzas con los más violentos y asesinos grupos del paramilitarismo colombiano, así como también con un bárbaro y feroz imperio gringo que con un discurso falso dice que quieren ayudar al pueblo venezolano a recuperar su democracia y libertad (la que tenemos) y salvarlo de una cruel dictadura (que no existe), cuando en realidad los mueve su deseo de despojarnos de nuestras riquezas, principalmente de nuestra gran reserva petrolera. Con ese mismo discurso fueron a “salvar” a Libia, Irak, Afganistán y Siria y hoy día son naciones en ruinas donde dejaron, en vez de democracia y libertad, un reguero de sangre y un inmenso cementerio universal.

La metedura de pata de la esposa de Locoldo López habría sido de menor profundidad si hubiese ocurrido en otro contexto. Pero sucede cuando acaban de estrenarse públicamente las fotografías y videos que demuestran cómo Juan Guaitonto entró a Colombia el 23 de febrero custodiado por capitanes de la banda narcoparamilitar los Rastrojos, y que, por cierto, han causado ya daños graves e irreversibles en su yadisminuido liderazgo. Los esfuerzos del mismo autoproclamado, de sus “diplomáticos” y del aparato mediático que está a su servicio por encubrir el hecho no han dado los resultados esperados.

Como suele decirse, parece que para la oposición llueve y no escampa. Los escándalos se suman para configurar un momento de catástrofe interna.

 Líbranos señor de Guaitonto y de la loca.La dirigente opositora María Corina Machado se dejó de rodeos y admitió sus verdaderas intenciones de llegar a tener el mando del país y aseguró que todas las instituciones del Estado, incluyendo a Petróleo de Venezuela (Pdvsa), deberán ser privatizadas.

“La Pdvsa que conocimos no vendrá más. Aquí hay que privatizar todo para que realmente funcione”, aseguró la excandidata presidencial, quien rechaza la nacionalización de las instituciones, donde sus bienes llegan al pueblo a través de las grandes Misiones Socialistas. Por eso NO VOLVERAN.

Alex Vásquez Portilla (Politólogo)

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.