Portillazos internacionales / Vender el alma al diablo

80

¿Qué le podría ocurrir desde el punto de vista jurídico y civil a un ciudadano en los Estados Unidos que sea descubierto de recibir miles o millones de dólares de algún país, nación, gobierno o potencia extranjera para sublevarse contra su gobierno constitucional y legítimo?

Lo primero que haría es abocarse a investigar a todo el grupo que le rodea, luego los atrapan con métodos“antiterrorismo” sin derecho a pataleo y en poco tiempo surgen las ejecuciones y cadenas perpetuas para los más cercanos, incluso, son contados los poquísimos abogados defensores que estarían dispuestos a defender a traidores de la patria en los EE.UU. ya que estarían destinados a ganarse el desprecio de grandes corporaciones, transnacionales, entidades bancarias, etc., y eso conduciría inevitablemente caer en la destrucción moral y física, por tal circunstancia algunos abogados alegan estar obligados pero NO pueden “hacer nada”. Por esta y otras razones a nadie se le ocurriría intentar financiamiento para luchar por la libertad y la democracia o desestabilizar el gobierno de EE.UU. y mucho menos defender a quienes se meten en conspiraciones y desestabilizaciones.

DATOS PARA ENTENDER UN VENDEPATRIA:

Que actúa en contra de los principios, la legalidad o el beneficio de su propia patria.

Uso: despectivo

Hiperónimos: traidor, desleal, infiel, pérfido

RELACIONADOS:

Cipayo:Nativo de una colonia simpatizante con los intereses metropolitanos.

Lacayo: es un adjetivo que refiere a alguien servil o rastrero.

Pitiyanqui: Referido a aquellas personas que imitan y admiran de forma servil y baja a los estadounidenses y su estilo de vida, avergonzándose de su origen y renegando de él.

Malinche: El término malinche proviene de una esclava mexica que fue amante, consejera y traductora del conquistador español Hernán Cortés. La Malinche, de este modo, tuvo una gran importancia en el avance europeo por el territorio mexicano. Se menciona como malinche, en este marco, al individuo, la entidad o el movimiento que incurre en la traición. Malinchista, en tanto, es aquel que menosprecia lo propio y, en contrapartida, valora y admira lo extranjero. Esa tendencia, a su vez, recibe la denominación de malinchismo.

Yanacona: Indígena que estaba al servicio de los conquistadores españoles.

¿A QUÉ SE LE CONOCE COMO VENDEPATRIA?

1) Aquel que pone a disposición de extranjeros bienes nacionales a cambio de unos cuantos dólares (Citgo, por ejemplo), por tal motivo podría conocérseles como traidores, el concepto es tan amplio como cada quien quiera definirlo y usarlo.

2) En un conflicto entre naciones, se le llama vendepatrias al que apoya al extranjero en perjuicio de su nación, por ejemplo, los opositores que piden medidas coercitivas o apoyan las agresiones contra su país como las que aplica el imperio gringo contra Venezuela. En política interna, dícese de aquel carente de argumentos que busca imponer su punto de vista, minoritario e irracional, ala mayoría de la población.

3) Quien toma los bienes del país en beneficio propio (activos y recursos de Venezuela en el exterior que el autoproclamado administra para sí y su entorno). El que entrega los bienes y recursos de su país a otros países (lo que ha hecho el autoproclamado y su banda delictiva). El que entrega por poder su país a otro país. El que sin importar su pueblo o ciudadanos y por razones personales somete a su pueblo. El que suministra o entrega información referente a su país con el fin de hacer daño a su pueblo. El que actúa como espía dentro de su propio país.

TODO LO ANTERIOR NOS CONDUCE A ESTO:

Vender su alma al diablo. La Administración de Estados Unidos, presidida actualmente por el aturdido Donald Trump (el diablo), aportó 98 millones de dólares al ficticio gobierno del autoproclamado “presidente encargado” de Venezuela, Juan Guaidog (el vendedor), para supuestamente “luchar por la libertad y la democracia” en el país (de lo que gozamos). O sea, derrocar el gobierno.

De acuerdo con medios de comunicación internacionales, este aporte está enmarcado en el “acuerdo bilateral” firmado por el Gobierno estadounidense con el equipo del parlamentario en desacato, cuyo monto total será de 116 millones de dólares.

La firma del acuerdo se llevó a cabo en la sede de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (Usaid) y contó con la presencia del director del organismo, Mark Green, y el representante de Guaidog en EE.UU., Carlos Vecchio.

Alex Vásquez Portilla (Politólogo)

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.