Pedro Malaver/ José Vásquez ha profundizado la revolución con hechos

212

Defender los logros y las conquistas de la Revolución Bolivariana, implica una profunda comprensión histórica de las luchas asumidas por el Pueblo venezolano, es asumir el ideario de nuestro Libertador Simón Bolívar, retomada y encarnada por el Comandante eterno Hugo Rafael Chávez Frías.

Hoy día, en el estado Bolivariano de Guárico, la defensa de ese legado se expresa en logros sociales, económicos y culturales, bajo la direccionalidad política del liderazgo de José Manuel Vásquez Aranguren, guariqueño de Camaguán, quien dignifica e impulsa en cada uno de los espacios que le ha correspondido asumir, la bandera de la Democracia protagónica y participativa desde la noción de “Comuna o Nada” como legado de nuestro Comandante.

Su profunda formación ideológica le ha permitido emprender un gobierno dirigido desde la disciplina militante, impulsando una acción política y social acompañada permanentemente del nuevo sujeto transformador: la participación colectiva del pueblo organizado, alcanzando una sustancial institucionalidad que emprende una gobernanza generadora de condiciones cualitativas para el surgimiento de un nuevo Estado de hecho y de derecho para un país que demanda su redención a partir de una productividad inclusiva y sostenible, vale decir, permanente, orgánica y responsable del pueblo trabajador: el pueblo estudiante, el pueblo mujer, el pueblo productor, el pueblo educador, el pueblo niño y niña; todos unidos, aportando desde su papel en cada territorio para construir colectivamente la “suprema felicidad posible”.

Quienes hemos acompañado su gestión, conocemos de su idea firme y su accionar desde los hechos, donde impulsar una cohesión de Gobierno – popular – regional, es profundizar la revolución desde la participación popular mediante las diversas formas de organización, al reconocer, valorar e impulsar la capacidad creadora de nuestro pueblo, ejerciendo la gobernanza y defensa de cada territorio con una visión colectiva que proyecta nuestra independencia y soberanía desde el hacer productivo como requisito para el empoderamiento de un Gobierno popular – regional.

A su vez, propicia una nueva institucionalidad política, generando una comunicación transparente y articulada con el pueblo organizado como columna vertebral de la Revolución Bolivariana, no en palabras sino con hechos.

Abandonar el poder popular es renunciar al proyecto transformador bolivariano. Desde la conciencia y el amor por Guárico en Cuerpo y Alma; inspirado en la tierra que lo vio nacer, surge el sentimiento más genuino de reinventarnos, redefinirnos y reorganizarnos para generar la gobernanza que en estos momentos de batalla permanente se requiere consolidar desde la articulación con el poder popular como instancia superior de participación para afirmar la gestión de un Gobierno netamente Revolucionario.

En consecuencia, desde el liderazgo de José Manuel Vásquez Aranguren y con el reconocimiento y participación del pueblo, el estado Bolivariano de Guárico se ha convertido en el primer productor nacional de arroz, cebolla y cerdo, que sumado al resto de los rubros ha elevado a más de 230.000 hectáreas la capacidad productiva de nuestro Guárico querido con respecto a las 217.000 hectáreas del año 2020, logrando recuperar 41 unidades de producción estatales entre primarias, agroindustriales y de servicios, generando aproximadamente 7420 empleos directos e indirectos.

En el sector agrícola se han abordado los puntos estratégicos dentro del proceso productivo; desde el transporte, incluyendo el combustible para las maquinarias, hasta los sistemas de almacenamiento, a fin de garantizar la eficiencia y alto rendimiento del proceso de siembra y cosecha.

En la línea de gestión se mantiene como tema prioritario el hecho de sembrar, producir y distribuir cada uno de los rubros alimenticios obtenidos en el marco del encadenamiento productivo, donde el gobierno regional genera los mecanismos y los campesinos contribuyen con el trabajo del campo en la siembra.

Conocemos de las acciones que está llevando a cabo el Gobernador para garantizar las condiciones para la inclusión de los pequeños, medianos y grandes productores para el acceso a maquinarias e implementos agrícolas, insumos, semillas, entre otros. De igual manera su énfasis en planificar, dirigir y coordinar con los distintos organismos con competencia en el sector para el desarrollo de la vialidad agrícola estadal y así garantizar la ruta de la cosecha segura.

Es importante destacar que ese desarrollo productivo en Guárico se viene consolidando con el apalancamiento de los distintos procesos de innovación y tecnología, encabezados por el centro de Sistemas Tecnológicos Alcaraván C.A, donde se garantizará la soberanía tecnológica de Venezuela, con el desarrollo de software y ensamblaje de hardware, que permitirá una independencia tecnológica que tribute en los servicios demandados por la población Guariqueña.

Hoy es necesario continuar con la gestión del Gobernador José Manuel Vásquez Aranguren, cuya acción demuestra la capacidad gerencial para integrar los distintos sectores que componen el desarrollo productivo y social del Guárico que queremos. Hoy podemos decir que Guárico es un sueño convertido en realidad como puntal del desarrollo productivo de la patria.

Es por ello, que desde mi visión como docente universitario y conocedor del campo, afirmo que José Vásquez, encarna esa gesta emancipadora desde la producción en la Venezuela de hoy, asediada por el imperialismo estadounidense y sus colaboradores, por tanto, este guariqueño de alta lealtad y compromiso debe continuar liderando junto al pueblo la gestión productiva del estado Bolivariano de Guárico, porque su convicción es en cuerpo y alma.

Dalo por hecho que junto al poder popular defenderemos los logros de la Revolución. Dios con Nosotros! Estamos venciendo!

Prof. Pedro Luis Malaver Ruiz.

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.