Orlando Medina Bencomo / Del “autosuicidio” y la ayudaíta de María Bolívar

150

San Juan de los Morros.- Suicidio para el ciudadano común es simplemente cuando alguien decide quitarse la vida, él solito.  El vocablo tiene su origen en el latín: suicidium formado de Sui (de sí, a sí) y Cidium (acto de matar, del verbo caedere = cortar y matar)  denotando la acción de quitarse la vida.

Las maneras de quitarse la vida pueden ser muchas, y generalmente son sin ayuda, pues de lo contrario no habría  suicidio sino asesinato.

Por ejemplo, si usted decide ahorcarse o tirarse por una ventana y alguien le echa una “ayudaíta”,  ya no es suicidio, pero usted no podrá declarar, pues ya está muerto.

La palabra suicidio (matarse uno mismo) es lo mismo que un presidente denominó una vez “autosuicidio”, solo que es redundante esta expresión.

Junto a suicidio se forman otras palabras como magnicidio que se refiere al asesinato de alguien grande “mangnus”.

Algo que usted tal vez no sabía, también existe el hemicidio, (hemi – medio) que es la acción de dejar a alguien casi muerto. A veces  cuando esto ocurre, algunos se desesperan y optan por terminar la tarea y resolver el caso: A eso le llaman “SUICIDIO”.

Recuerdo casos de la cuarta república muy criticados por los defensores de derechos humanos como los de Fabricio Ojeda en 1966 y Jorge Rodriguez (Padre) en 1976.

En ambos casos se demostró que el suicidio fue “ayudado” y se convirtió en asesinato. En el pasado mucha gente se “suicidaba” lanzándose de los helicópteros del ejército.

Si hoy llegara a pasar algún suicidio que no lo parezca, solo espero que todos mis camaradas y defensores de derechos humanos exijan que este se aclare y se demuestre que fue, como dice la candidata María Bolívar, sin una ”Ayudaita”.

Orlando Medina Bencomo 

 

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.