Orlando Medina Bencomo / Cómo ser periodista y no morir en una rueda de prensa

148

Para el controversial periodista mexicano Diego Petersen «ser periodista es ver pasar la historia con boleto de primera fila», tal vez por eso, algunos creen que el ejercicio es una puerta para congraciarse con el poder, para revolcarse en la intimidad con el estado y para obtener entrada a ciertos lugares.

No pretendo decir qué es ser buen periodista y qué es ser mal periodista. Cada comunicador social decide como actuar, etiquetar o definir su acción. Pero lo que nunca debemos olvidar es la responsabilidad que tenemos y el saber que al ejercer el periodismo nos están “mirando, leyendo o escuchando” y el mirador, lector u oyente merece respeto.

Si eres periodista y decides ir a una rueda de prensa con un gobernante, tienes 3 opciones: No preguntar, congraciarte con el mandatario haciendo preguntas complacientes o preguntar lo que consideres que es lo relevante o de interés para el público, así sea incómodo o no le guste al entrevistado. Usted decide.

Si eres periodista y debes  publicar una nota sobre declaraciones de un gobernador, tienes dos opciones, si lo menciona como el “camarada gobernador”, “el máximo líder” “el estadista”, o por el contrario solo utilizas su nombre y su cargo tal como lo sugieren los manuales. Usted decide.

Si  eres periodista  y vas a una rueda de prensa o a cubrir pautas y el entrevistado pretende humillarte, hacerse el gracioso o burlarse de ti, tienes la posibilidad profesionalmente de ponerlo en su sitio con serenidad, sin caer en su terreno, preguntando con libertad o por el contrario, acepta la humillación y hasta sonríe para luego bajar la cabeza. Usted decide.

Owell dijo una vez que  “Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas”. Si decides ejercer el periodismo, puedes hacer relaciones publicas, periodismo institucional o puedes ejercer libremente y publicar lo que te plazca. Cualquiera de las dos opciones hazla bien, con principios. Usted decide.

Si eres periodista en tiempo de confrontación y bandos enfrentados, puedes seguir siendo un periodista con ética que reporte lo que hacen y proponen ambos bandos  o pasar a ser un “sapo, cooperante, espía o tarifado” que delata a tus compañeros y le toma fotos a un bando para dárselas a otro. Si la dignidad y la ética mueren, el periodista muere. No dejes que te “asesinen” en una rueda de prensa. Usted decide.

Si no eres, periodista, simplemente: NO ERES, aun cuando tengas micrófonos y cámaras, no eres. Tienes dos opciones: Estudia y prepárate o sigue haciendo lo que haces, así lo hagas mal. Usted decide.

Finalmente, si juegas a ser periodista entra por las ventanas cuando te cierren las puertas. Azorin retrata a un periodista que se presenta y pregunta lo que  no quiere el entrevistado que pregunte:

 “¿Por dónde ha entrado usted?

 Por la puerta.

¿Sabe usted que no se puede pasar?

 He pasado.

¿Quién es usted?

 Un periodista”.

Orlando Medina Bencomo

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.