Los Tubazos del Domingo / Una vacuna llamada «Elecciones»

346

vacuna

Definitivamente vienen elecciones, no por capricho del gobierno, sino por que obligatoriamente corresponden. Algunos solo piensan en la silla presidencial y olvidan que a partir del 2020 empieza una vacuna llamada elecciones.

En diciembre se vence el periodo de la AN. El gobierno apuesta a recuperar esta, la oposición aun no decide si apuesta. 167 diputados deberán votarse. Guárico le corresponden 6  (4 nominales y dos listas).

Estas elecciones son el pretexto para que el gobierno plantee la renovación del CNE, al cual no le corresponde ningún cambio, pues todos sus rectores tienen su periodo vigente. Sin embargo, es un acuerdo “político”.

De esta manera se mete a medio mundo en el carril de las elecciones, por ahora se ha logrado a medias. Cuando se haya escogido el CNE, se habilitarán a los partidos que deseen participar. Entonces se esperará el momento para adelantar las elecciones y pocos protestará por eso.

Y después que viene

2021 será más electoral aun, pues deberán escogerse 24 gobernadores. Los actuales fueron electos el 15 de octubre de 2017. Al final, el chavismo se llevó 18 y uno a lo macho, (Zulia).

La realidad actual no favorece a los mandatarios regionales: Plazas como Aragua, Lara, Zulia se han desgastado, la oposición tiene la mira puesta allí.

Y los alcaldes

En diciembre de 2021 se acaba el lapso de los alcaldes. Estos fueron electos el 10 de diciembre de 2017. El Psuv se llevó, en esa ocasión, más de 300 alcaldías. La evaluación de gestión de estos es “desastrosa”. 

Y sigue la fiesta

El carnaval electoral no se detiene. En 2022 deberán escogerse los Consejos Legislativos estadales. En este momento el Psuv  posee 241 de los 251 legisladores  en todo el territorio.

Esta elección se llevó a cabo el 20 de mayo de 2018, junto con la del Presidente de la República. En esta participaron según cifras del CNE, un poco más de 1.700 aspirantes.

Los concejales también entran en la rumba

Hagamos memoria: 2.459 concejales fueron electos en  2018. Fue el domingo 9 de diciembre, cuando los oficialistas se llevaron el 76,23% de los  concejales, 7 de cada 10. Solo votó el 27% de padrón electoral.

Sumemos pues

La gran carrera se asemeja a la recta del 2015. Se renovarán todos los poderes, quien los tenga, tendrá el poder antes de que finalice el gobierno de Maduro.

Si hay cama pa tanta gente.

167 diputados, 24 gobernadores, 251 legisladores, 335 alcaldes y 2459 concejales. Por cada cargo se cuentan entre 7 y 10 aspirantes, más los suplentes. Si hay cama pa tanta gente.

El arte de la guerra: versión criolla

Un guerrero de la batalla electoral que aspire tomar el poder necesita un ejército. En nuestro país el ejército es político. No habrá toma del poder arriba, si no ocupo los espacios abajo.

Cuidándose las costuras

El proceso electoral conviene al gobierno. Este trabajará para que todos participen, revueltos sí, pero juntos no.

Se crearán algunas condiciones mínimas, se habilitarán los partidos. Se negociarán algunas inhabilitaciones y otras habilitaciones.

Vendrán observadores, se inscribirá medio mundo y esto validara el proceso.

¿El Gobierno se suaviza?

No nos hagamos ilusiones. Maduro y Diosdado juegan rudo, habrá golpes bajos, pero aun así, en medio de este escenario y en desventaja, con un contendor que juega sucio, la única vía es la electoral.

Guaidó: Una tragedia política

Gobierno y parte de la oposición juegan al desgaste de Guaidó. Guaidó es una tragedia política.

Guaidó dirige sin generales. Un grupo reducido y desconocido diseña y define estrategias.

Leopoldo López junto a Guaidó siguen manteniendo un alto porcentaje de aceptación. Sin embargo cinco  opiniones se desprenden de aquí:

1.- No poseen un partido fuerte, en algunos estados casi son invisibles.

Guaidó pretende parecerse a Obama pero olvida que un líder, incluyendo a Obama, debe contar con tres elementos:

Una estructura u organización sólida y fuerte, Guaidó no la tiene. Voluntad Popular es un club que no termina de definirse ni cocinarse.

Segundo: Un discurso que conecte con las masas, que una a opositores y motive a descontentos. El discurso de Guaidó es terrible, se desgastó.

Y finalmente: se requieren recursos para los pertrechos, es decir, dinero: esto último es lo único que tiene Guaidó, pero sus enemigos también tienen.

2.- Cada vez más los partidos y los lideres se alejan de él. Pues necesitan atender sus estructuras.

Guaidó no es hombre de partido, el resto de los diputados que lo rodean si son y les preocupa sus organizaciones.

3.- Guaidó, en un alto porcentaje, cuenta con seguidores antipartidos. Esa oposición antipartido se moviliza sola. No actúa en colectivo. Es más emotiva que racional. No cuenta para la “toma del poder”.

4.- Guaidó es adversado por tres frentes: El gobierno lo confronta abiertamente. Los radicales lo cuestionan y lo acusan de blandengue, pues piden a grito la intervención y finalmente: los partidos tradicionales que cada vez más ven alejada las posibilidades de lograr “alguito”.

5.– Guaidó utiliza la misma técnica del gobierno: Joseph Goebbels es el maestro de ambos. Apela al principio de la renovación: Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos.

Los temas se agotan y de un sombrero mágico saca otro. Viene ahora la marcha del 10 de marzo, después vendrán otras fechas.

Orlando Medina Bencomo / El Tubazo Digital 

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.