Los Tubazos del Domingo/ ¿Para qué quiero ser alcalde?

381

Se acerca octubre y se acorta el tiempo para las elecciones. Todos los actores políticos aspiran tener el poder. Mientras el Psuv trabaja para mantenerlo.

La oposición participa buscando  desplazar al gobierno. Mientras el gobierno busca ganar incorporando a la oposición.

Pareciera ser que se necesita leerles una cartilla a nuestros políticos. El escritor español Fernando Almena, en su libro “El maestro Ciruela”, apela a una frase para explicar  cómo es que nos debemos esforzar para lograr las metas:

“El que quiera peces que se moje el culo”

Quien tiene el poder, tiene una ventaja. El Psuv es gobierno desde hace más de 20 años, desde entonces trabaja para mantener y perpetuarse en el poder. ¿Trabaja la oposición?

Todo el que tiene el poder debe lucha para mantenerlo. Si lo entrega y lo pierde sin luchar, nunca mereció tenerlo.

Todo el que no tiene el poder busca los medios para tenerlo. Es su derecho.

La alternativa

La oposición debe hacer su trabajo político, debe convencer a todos de que es una alternativa.

Cuando Chávez irrumpe en el escenario político como candidato, la llamada IV República rondaba las cuatro décadas.

Quienes votaron por él, un alto porcentaje, antes lo hicieron por AD y Copei. En ese momento vieron en Chávez, una alternativa.

Un alternativa es una opción, algo alterno, diferente, con posibilidades.

Aquí la gran interrogante es, si los venezolanos están viendo a la oposición como una alternativa.

Unidad en la diversidad

En ese escenario de Chávez, hubo unidad en la diversidad, sectores de izquierda que sentían desconfianza de militares se unieron con progresistas e independientes y lograron arrastrar   masas de todos los estratos.

Actualmente, quienes pretenden desplazar al chavismo, se presentan con una dispersión de fuerzas, la desunión es su divisa.

Más allá del voto

Para que la oposición logre tomar el poder debe ir más allá del simple discurso ideológico. Necesita construir una narrativa que lo vincule con los descontentos.

Carlos Andrés Pérez y Chávez: entre arengas y gestos, construyeron un discurso que recogía elementos y símbolos que emocionaron a los electores.

Si usted es opositor :  ¿como le gustaría ver a la oposición?

«Primero que nada unida» – respondieron todos los abordados.

Supongamos que la oposición se una, cosa bien difícil después de todas las heridas que se han hecho.

Surge entonces la duda. ¿Tienen líderes fuertes nacional y localmente que arrastren, sumen y garanticen unidad?

Supongamos que si los tengan, entonces viene: la credibilidad, la incorporación de fuerzas, el proyecto y la constancia.

La oposición triunfará si los sectores, incluyendo el sector económico, la perciben como una opción de gobierno que garantice gobernabilidad

Admitir

Como dice Lair Ribeiro: «Los píes en el suelo y la cabeza en las estrellas”. Derrotar al gobierno no es fácil, es un reto.

Si quiero derrotar al adversario, primero debo cercarlo, golpearlo, debilitarlo, desnudarlo, penetrarlo, implosionarlo. ¿Acaso la oposición ha hecho eso en Venezuela?

Realidad

La gran realidad es que la oposición enfrenta una dispersión de sus fuerzas y un electorado no muy convencido.

El Psuv dentro de su extraño ajedrez logró lo que pocos logran: puso a competir y a pelear a sus adversarios mientras el se fortalece.

Los dimes y diretes entre las oposiciones son grotescas. En el Psuv hay dimes internos, pero sin diretes.

En cada estado y municipio hay una radiografía semejante, varios candidatos opositores y uno solo del chavismo.

¿Para qué quiero ser alcalde?

Quienes pretendan ser alcaldes o alcaldesas tienen un gran reto: convencer a los electores de que no son más de lo mismo.

Los más afectados en política con la falta de recursos y la actual crisis, fueron los alcaldes. En su mayoría, están reprobados.

Cuando hacemos un paneo de nuestra ciudad nos preguntamos ¿para que han servido los alcaldes?

Tomemos un ejemplo: San Juan de los Morros, la capital del estado nunca antes había estado tan destrozada y anarquizada.

Cachaperas y fritangas

En esta ciudad, cualquiera construye una cachapera sobre una acera, se agarra un estacionamiento para ampliar su tarantín  ante una municipalidad inoperante. No importa que sea frente al mismo hospital.

Si quiere tener un ejemplo concreto, pregúntele al comunicador social Víctor Hugo Donaire por las instalaciones del Colegio Nacional de Periodista, hoy sepultadas por una ilegal construcción más atravesada que un miércoles.

Por menos de eso, en un gobierno serio, más de un inspector y un fiscal estarían en problemas.

Anarquía, abuso de poder, descaro, falta de respeto para con los peatones, despojo de instituciones, toda una burla descarada. 

¿Hay o no hay gobierno en Roscio?

Escenarios

Casi el 70% de la población electoral del estado se concentra en cinco municipios. Roscio, Infante, Miranda, Zaraza y Monagas. El resto del estado se dividen el 30% restante.

En cada uno de estos municipios la oposición tiene entre tres y seis candidatos a alcalde. El Chavismo uno solo. Otros sectores que se desmarcan del gobierno y oposición, como el PCV, también postulan.

El chavismo tiene la mirada puesta en estos territorios desde hace mucho tiempo.

El primer paso fue “raspar” a todos los alcaldes y alcaldesas de esas localidades. Estos, ni siquiera los dejaron medirse en primarias. Solo una pudo y sucedió lo que se presumía, quedó fuera.

Regresar a la normalidad política

Debemos regresar a la normalidad política en donde todos querían marchar y participar en un multitudinario mitin. Queremos arenga, discurso, motivación.

Pero eso debe promoverlo el político y sus organizaciones.

Orlando Medina Bencomo / El Tubazo Digital

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.