Los Tubazos del Domingo/ La política entre abrazos y trancazos

358

política

Y llegó Diosdado….El segundo a bordo o el hombre fuerte del Psuv, como lo llaman algunos, nuevamente pisó tierra guariqueña este viernes primero de octubre.

Diosdado Cabello Rondón, vino al Guárico a juramentar el Comando de Campaña “Aristóbulo Istúriz”.

El Psuv no pierde ni tiempo ni oportunidades. Convirtió la llegada de Cabello en un verdadero ejercicio de movilización y despliegue. Esa ha sido una estrategia permanente.

Los rojos trabajan desde adentro fuertemente para limar asperezas. Podrán tener diferencias internas y haberse dado hasta trompadas, pero hay algo que los une. El poder compartido. Solo lo tendrán si se mantienen unidos.

Entren que caben todos 

Allí estuve, no me lo contaron, quienes ayer fueron, incluso hasta privados de libertad o atacados dentro del Psuv, asistieron al acto y marcaron su territorio.

El exgobernador Luis Enrique Gallardo y su exsecretario general de gobierno asistieron al acto, con todo su derecho. Así mismo, el exprecandidato a la gobernación en las primarias, Leopoldo Matos.

Algunos, desde las filas opositoras se hacen ilusiones pensando que los rojos están peleados o divididos. Aun estando internamente en esas condiciones, van juntos a votar por la tarjeta del Psuv.

Guárico de encuentro

En el llamado Guárico de encuentro intentan conciliar opiniones. No queda otra alternativa, hay que acercar pareceres contrarios o superar las dificultades en el trato o la convivencia.

Algunos centran la crítica en la calle escogida para el acto o en la utilización de autobuses.

Lo cierto es que fue un entrenamiento táctico y era lógico que vinieran delegaciones de todo el estado, pues allí estaban los candidatos a alcaldes.

Cuatro bloques

En el marco de la pedagogía política intentaremos explicar aquí cuáles son los bloques o grupos que se disputan el poder en Guárico.

Bloque chavista

El Psuv se presenta como el bloque que tiene el poder y aspira mantenerlo. En torno a éste se agrupa el llamado Gran Polo, una serie de organizaciones de tendencia izquierdista y centro izquierda.

Con la política de alianzas, entregó puestos a estas organizaciones para las elecciones del 21N.

En honor a la verdad, el Gran Polo ya no existe, solo son tarjetas que generan más un efecto visual y propagandístico que numérico. El fuerte es el Psuv, el hermano mayor se convirtió en padre y tutor.

Bloque del Gallo

El Partido Comunista de Venezuela se deslindó del Polo, reivindican a Chávez pero cuestionan a Maduro. Crearon una propuesta llamada Alternativa Popular Revolucionaria APR.

Bajo el ala del PCV se acobijan militantes del PPT y Tupamaros, quienes critican al igual que los adecos, el despojo de su tarjeta.

El PCV solo tiene actualmente un diputado en la Asamblea Nacional. Oscar Figuera. Este dirigente es tratado por el chavismo de la manera más dura y exagerada.

Bloque del G4

Los que hasta hace poco criticaban a quienes participaban en las elecciones, ahora decidieron postularse y participar.

En este bloque figura Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo, militantes de Voluntad Popular y AD, estos últimos sin la tarjeta.

Están llamando a votar en la tarjeta de la MUD. Presentaron candidatos y están en la calle.

Bloque de la Alianza

En ésta se agrupan los partidos AD, Copei, MÁS, así como dirigentes, entre estos; Bertucci y Falcón. Ha sido la alianza más atacada, pero no por el gobierno, sino por la otra oposición.

Y al final que queda

1.- Existen otras organizaciones políticas fuera de estas cuatro alianzas, que también postularon candidatos para las megaelecciones, esto eleva el número de participantes.

2.- El 21N en Guárico se elige un gobernador, 15 alcaldes, 109 concejales y 9 legisladores. Multiplique eso por los factores aspirantes y verá la cantidad de inscritos.

3.- La alianza chavista pareciera ser la que hasta ahora se muestra más fuerte, pues tiene la fortaleza de ser gobierno. Luego de la prueba de fuego que significó hacer primarias, ahora trabaja en la unidad y victoria.

4.- La alianza del PCV plantea una oferta de radicalizar la revolución. Cuestionan a Maduro por su supuesto acercamiento con sectores de derecha.

Esta alianza no le fue muy bien en las elecciones pasadas. Su dificultad está en la poca estrategia comunicacional y la posibilidad de ser una verdadera alternativa para todos.

Mientras el Psuv suaviza su política y se mueve hacia el centro, el PCV exige radicalizar e ir hacia la izquierda. El reto es quien convence más a los electores.

5.- La alianza del G4 es como una ficción que pareciera estar participando sin participar. Aun no logran convencer a sus seguidores de esta decisión.

Con un supuesto gobierno interino y con líderes que no terminan de incorporarse a la campaña. Parecieran competir contra la otra oposición y no contra el gobierno. Se pelean por el segundo lugar.

6.- La llamada Alianza  Democrática (AD, Copei, MAS, entre otros) comenzó primero que todos. Ha hecho cambios en sus propuestas.

Uno de sus puntos débiles es que tienen muchas tarjetas, pero gran cantidad de militantes de esos partidos ya no están allí, migraron a la propuesta de la MUD, la otra oposición.

Canta el gallo

Esta semana, un poco tarde, el Partido Comunista de Venezuela (PCV) dio a conocer los nombres de sus candidatos para las elecciones del 21N.

Los también rojitos, se agrupan en la llamada Alternativa Popular Revolucionaria (APR).

Varios de sus candidatos propuestos, hasta hace poco militaban o activaban en el chavismo. Un exconstituyente, una exconcejal y hasta candidatos a alcaldes en las primarias del Psuv, ahora son candidatos del PCV.

Guerra

Sorprende los niveles de agresión, desprecio, burla y ataques que se están viendo en la oposición. Como nunca antes, se han agredido verbalmente.

Uno de los más golpeados ha sido el candidato a Gobernador Yovanni Salazar. Luego de estar casi un año detenido, entró en la negociación para ser liberado y ahora es candidato.

Sus propios compañeros, quienes hasta hace poco se reunían con él, y ahora están en la otra oposición, lo acusan de lo mismo que lo acusó el gobierno.

Se dan duro

Gustavo Méndez, un hombre a quien considero mi amigo y del que debo reconocer que mucho he aprendido de la materia electoral, me explicacó hace años, el tema de las peleas y reconciliaciones.

En una ocasión lo encontré en el Psuv y se estaba tomando una fotografía abrazado con alguien con el que hacía minutos había tenido un fuerte encontronazo en una reunión a puerta cerrada.

Yo sabía de esas peleas y diferencias y le pregunté a Méndez sobre esa actitud.

Me explicó que algunas reuniones en las que toca participar son “abrazos por encima y carajazos por debajo”.

Luego, con su dedo índice, señaló la puerta de la oficina donde se habían reunido y sentenció: “de esa puerta hacia dentro podemos decirnos lo que sea, pero por esa puerta, salimos como compañeros”.

Nunca olvidé esa lección que me ayudó a comprender más el hermoso arte de la política.

Quise utilizar esta historia, pues, siento que en la oposición se están desapareciendo los abrazos y aumentando los golpes. Se están haciendo y diciendo cosas como para no dejar ni margen ni espacio de reconciliación.

La política es como un matrimonio, hay que tener cuidado con lo que se dice o se hace, siempre debes dejar una rendija, un espacio neutral, una oportunidad o una silla vacía, para cuando llegue el momento de la negociación, de la reconciliación.

Pareciera que algunos están haciendo política para destruir al adversario y no para derrotarlo.

Peor aún, pareciera que se está trabajando, para asegurarse de que la unidad y el reencuentro sea casi imposible.

El Psuv pasó un trago amargo con las primarias. En Guárico, hasta el propio gobernador llevó palos, algunos denunciaron exclusión y preferencias. Fue duro ese proceso.

Hoy el Psuv levanta una bandera blanca y habla de encuentro. La gran interrogante es ¿cuándo pasará esto en la oposición?

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.