Los Tubazos del Domingo / Entre huecos y hospitales

1684

Balance rojo para el gobierno en materia de derechos humanos. Tres duros y contundentes golpes recibió el gobierno esta semana en el tema tan universal como el de los Derechos Humanos.

La muerte del Capitán de Corbeta Rafael Acosta Arévalo, a manos de cuerpos policiales del estado fue tan grotesca y torpe como el asesinato de Jorge RodrÍguez en la llamada IV República. Los resultados de la autopsia fueron demoledores, tanto, que en esta ocasión el gobierno no pudo esconder la realidad.

El caso de Rufo Chacón, un adolescente de 16 años, quien protestaba por falta de gas doméstico en Táriba, estado Táchira,es más grotesco, pues se trata de un ser que producto de disparos a quemarropa y mansalva perdió sus dos ojos. Desgarrador.

Y finalmente, la estocada internacional. El informe de la chilena Michel Bachelet después de su visita al país. No podía ser de otra manera. Era imposible que el gobierno la manipulara o condicionara.

Interrogante reiterativa es la que se formulan analistas y políticos. ¿Cómo es que estos tres casos no generan un impacto organizativo y de protesta entre ningún sector?

Tanto Guaidó y todos los actores opositores, como Maduro y sus cuadros, pierden conexión cada vez más con los de abajo. Los tres casos tratados al principio debieron movilizar a la oposición y hacer que voces del oficialismo se pronunciaran, ese silencio sepulcral se pagará caro cuando llegue el momento. Como se pagará el asesinato de Oscar Pérez. 

Queda demostrado que ni por el lado de los derechos humanos ni por el de los presos políticos, al que ahora se suman los del sector militar, habrá elementos que ayuden a la organización y movilización popular.

“Es impresionante que en el marco del deplorable suceso que termina en la muerte del Capitán Acosta y el reporte de Bachelet, la manifestación opositora haya sido insulsa. Y no se trata de los líderes, sino de la gente. Una muestra de lo urgente de rescatar esperanzas debilitadas”, esas fueron las palabras de Luis Vicente León al cierre de la semana. .

Maduro va rumbo a diciembre con desgaste y crisis, pero con una oposición cada vez mas fraccionada. Maduro controla el sector militar, ya lo demostró. Ahí está la clave. La presión baja. Por ahora.

Perdidos, desconectados totalmente andan los discursos. Por un lado un gobierno con todo el poder pero una grave crisis de credibilidad y gobernabilidad. Por otro lado, una oposición que agarra un tema cada 20 días y una marcha cada 12. Desde este lunes la promesa será el Tiar, ahora, según ellos, “los Súper Héroes si llegaran a hacer lo que otros no son capaces”.

DOS PERLITAS

Tarde sale esta columna, pues la salud de unas de mis nietas me llevó a pisar las puertas del Hospital Israel Ranuárez Balza. Fue imposible ser atendida en la mañana de este domingo, a pesar de su estado. Imposible conseguir un baño en ese lugar. Los jardines son el “cagadero público”. Se nos ocurrió la brillante idea de ir a Fundacliu y no había médicos, los que le tocaba estar no estaban. Dios cuide a nuestros hermanos.

En medio de una jornada en Valle Verde, comunidad de San Juan de los Morros, el Gobernador le dijo a la alcaldesa en acto público: “No quiero ver un hueco más en San Juan de los Morros”. Al parecer, la orden se entendió invertida: “Quiero ver mas huecos en San Juan”.

Señor Gobernador échese una «paseadita» en bicicleta, por la avenida José Félix Ribas entre el mercado libre y el Liceo Roscio. A ver si el rin le aguanta el desastre que allí hay.

El Tubazo Digital / Orlando Medina Bencomo

Facebook
Loading...

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.