Julio Ramos / 27 Febrero en La Pascua se sintió “El Caracazo”

151

Valle de la Pascua.- 27 de febrero de 1989, año convulsivo que marcó la historia contemporánea de Venezuela, para aquella época se encontraban en efervescencia los gobiernos de acción democrática y Copei, la alternabilidad del poder estaba de boga y la democracia representativa se afianzaba en un Congreso de Bicameral, allí se repartían el poder los empresarios, el poder político y militar todo esto a espalda del pueblo, siendo esto un caldo de cultivo para quienes anhelaban un camino distinto a lo establecido. Era la época de la Venezuela Saudita, del Ta barato dame dos.

Carlos Andrés Pérez llegó al poder prometiendo cambios estructurales, el pueblo se apoderó de las esperanza con promesas electoreras y al llegar al poder manifestó que había recibido un país hipotecado; y así las esperanzas de los pobres “Lumpen”, como los llamó en una oportunidad Miguel Otero, se fue por la borda, la rebelión fue el camino el desespero ante la ignominiosa y la casta política que gobernaba en aquel entonces.

Valle de La Pascua, no escapó ante esa realidad los atropellos en aquel entonces eran cotidianos, los cuerpos policiales entre ellos la PTJ, Guardia Nacional, Disip, eran los cuerpos de seguridad que resguardaban la dictadura de aquella época, dictadura que tuvo el oprobioso derecho de prohibir hasta el derecho al pensamiento con la suspensión de las garantías constitucionales, a mi criterio al pueblo rebelde no le importó ya que había perdido lo más valioso del ser humano el derecho a la vida.

En La Pascua se sintió el caracazo

La implosión inició en Guarenas a causa del aumento de la gasolina las protestas se extendieron a otras zonas populares como Catia, El Valle, Coche, Antímano, como La Guaira, Maracay, Valencia, Barquisimeto, Mérida y Ciudad Guayana y La Pascua no estuvo exenta de maremágnum social.

La masacre ocurrió el día 28 de febrero cuando fuerzas de seguridad de la Policía Metropolitana, Fuerzas Armadas del Ejército y de la Guardia Nacionalsalieron a las calles a controlar la situación. Aunque las cifras oficiales reportan 276 muertos y numerosos heridos, algunos reportes extraoficiales hablan de más de 300 personas fallecidas y 2.000 desaparecidas.

José Antonio González, para aquel entonces vivió junto a muchos compañeros la amenaza latente por parte de la fuerza de seguridad de aquel entonces todo aquel que se atrevía a pensar distinto era perseguido y amenazado de muerte, “fue una época dura para quienes nos revelábamos en contra de la dictadura y contra de quienes querían entregar el país al FMI, mi condición de revolucionario viene incluso ante de Chávez, en aquel entonces ser revolucionario era vetado por los gobiernos adecos y copeyanos llámese cuarta república”, dijo.

El sacudón social se suscitó en todas partes en Valle de La Pascua, llegó el 28 de febrero, las acciones de protestas fueron agitadas por este profesor quien con megáfono en mano arengaba al pueblo a rebelarse en contra de estas medidas nefastas y neoliberales, denominadas “Paquetazo”, nos comentó que fue en la plaza Bolívar en horas, donde se reunieron los primeros manifestantes sus únicas armas un megáfono y la fuerza de la verdad y la palabra para agitar las masas, “nuestro motivo fue la rebelión en contra de las medidas económicas de aquel entonces el desabastecimiento nos mataba de hambre, el poder económico de aquel entonces aplicaban medidas económicas para la liberación de precios y escondieron los productos alimenticios”, indicó.

Las condiciones estaban dadas para la protestas, para la revuelta, y para la rebelión de las masas, el pueblo se dirigió enardecido para el almacén Pacheco, (centro comercial de moda de la época), “la gente buscaba comida y de allí se dirigió a unos de los negocios más grande de aquel entonces el supermercado “El Friuli”, ese negocio fue parcialmente saqueado por la turba enardecida buscando alimentos, al frente un restaurant de la época llamado “El Palmar”, también fue saqueado,

“allí me dirigí tratando de controlar a los manifestantes ávidos de comida en pocos momentos fuimos sitiados por los cuerpos de seguridad del Estado, allí capturaron alrededor de 100 personas, yo logré escapar y de allí me dirigí al bloque 7 de La Púa, lugar que fue sitiado durante meses en búsqueda de mi persona, vi periodistas armados y fotógrafos así mismo militantes de Acción Democrática armados”.

Continuó diciendo que “para aquel entonces estaban suspendidas la garantías constitucionales y la muerte rondaba las casas de quienes nos revelemos a la dictadura, mandaron a apagar las luces de los edificios y a lanzarse al piso luego se escucharon ráfagas de ametralladoras en señal de advertencia, fueron 4 meses escondido”. Sentenció.

En Venezuela no están dadas las condiciones para que se repita la historia

El entrevistado aseveró que no existe extrapolación entre aquella época donde se abandonó al pueblo sometiéndolo al empobrecimiento mediante la imposición de medidas económicas antipopulares, hoy en día tenemos un gobierno que invierte más del 70 % del PIB en función social, un gobierno que protege la economía familiar que es golpeada por la guerra económica, precisamente para tratar de subvertir la revolución bolivariana, las masas se revelaron en aquel entonces en contra de un gobierno espoliador que jamás estuvo al lado del pueblo, caso contrario de la revolución bolivariana fundada por el presidente Chávez y ahora proseguida por el presidente Nicolás Maduro. Estamos seguros que el presidente obrero seguirá enrumbando este barco a buen puerto, culminó.

Sin duda alguna “el Caracazo” fue el inicio que estremeció a toda una sociedad conduciéndolo en búsqueda de ese Azimut que inició el comandante Chávez y que hoy prosigue el presidente Nicolás Maduro, ya a sus 28 años el caracazo sigue allí latente en su recuerdo como una de las épocas más grises y nefasta para la historia contemporánea a de Venezuela a 28 años de esa rebelión, los descamisados aún se lloran los muertos.

Julio Ramos

 

Facebook
Loading...

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.