José Vicente Flores Muñoz / Dejando el pelero

254

San Juan de los Morros.- Lo que acaba de hacer el magistrado Christian Tyrone Zerpa, miembro principal de la sala electoral del TSJ, por cierto un hombre de edad media baja es totalmente comprensible. La atmosfera del pantano en  que  moraba en su ejercicio laboral era o es muy nauseabunda, precisamente la sala donde se ha cohonestado todas las triquiñuelas electorales de los últimos años.

Haber escogido al imperio precisamente como su refugio nos permite adelantar que está dispuesto a echar los cuentos de las marramuncias que el gobierno ha venido haciendo en todas y cada una de las elecciones llevadas a cabo en el tiempo de sus funciones en tan alto cargo.

Maduro y sus voceros han manifestado que su juramentación se hará ante el TSJ que preside Maikel Moreno, y no ante la asamblea nacional como le corresponde y mucho menos ante la asamblea nacional constituyente.

Tal vez reconociendo que no sería bueno hacerlo ahí por lo de ilegitima; cuestión que nos parece bastante incongruente en vista de que eran ellos mismos o sea los del gobierno quienes se empeñaban recientemente en que gobernadores y alcaldes electos se juramentaran ante esa asamblea.

En tremendo paquete ha metido Maduro con esta decisión a sus magistrados del TSJ, juramentar nada menos que a un presidente considerado ilegitimo por gran parte de la comunidad internacional y por la propia asamblea nacional, única instancia reconocida como legitima por esa misma comunidad internacional.

Evitando precisamente esta raya mayúscula es que el magistrado de marras prefirió dejar el pelero, me imagino que con la esperanza de que con una actitud colaboracionista podrá quitarse las que ya tiene.

La denuncia que este magistrado hizo en una declaración a la periodista Carla Angola de que muchos magistrados del TSJ viven vigilados en sus residencias en fuerte Tiuna es bastante alarmante, confirma esto la dependencia de este poder al ejecutivo y en consecuencia lo que es ya vox populi nacional e internacionalmente, en Venezuela no hay división e independencia de poderes.

Esta decisión de este magistrado sin duda viene a desnudar lo que ha venido pasando en los eventos electorales, es como una respuesta tacita para aquellos dirigentes de partidos viejos y nuevos que han venido defendiendo la tesis de competir con el oficialismo en esos eventos, esto de paso no es ningún descubrimiento eran las razones fundamentales de muchas organizaciones políticas para no participar en esos tipos de fraudes montados por el gobierno.

Este hecho de deserción de un miembro del TSJ a escasos días de la anunciada juramentación es una muestra de que la procesión va por dentro de ese cuerpo y una pequeña señal de que las bases del proceso continúan su deterioro. Ya son varios rodillas en tierra que van dejando el pelero.

José Vicente Flores Muñoz 

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.