José Vicente Flores Muñoz / Acaso pretende matarnos de hambre

143

San Juan de los Morros.- Digno de un especialista en conductas humanas es el caso de Nicolás Maduro que a toda costa, hasta de la de su propia vida se empeña en acorralar con todo tipo de penurias a un pueblo, poniéndole verdaderamente difícil toda posibilidad de cubrir sus necesidades.

Acaso no es acorralamiento adrede, las peripecias que tiene que hacer las familias en Venezuela para proveerse del alimento cotidiano, que en su mejor logro cubre apenas la mitad de lo necesario. ¿Qué satisfacción personal puede tener un ser humano por más ambición de poder que se tenga, de ver cómo la gente mengua por comida por culpa de sus desatinos y desajustes en la administración de la cosa pública bajo su responsabilidad?

Cuando alguien se ocupa de administrar una empresa por voluntad propia o por designación de terceros, previamente admitida la designación desde luego; es su responsabilidad la prosperidad o quiebra de la empresa.

No se puede ver por separado la pobreza y miseria que actualmente sufre nuestra población y la administración de Nicolás Maduro. ¿Cuántas rectificaciones hacen falta?, ¿cuántos inventos?, ¿cuántas mentiras para salir de esto? Sencillamente no se está capacitado para enfrentar la crisis por el mismo provocada.

Salir de esta crisis requiere verdadera planificación económica con expertos en la materia y desde luego con ayuda internacional, ¿Cuál es el panorama que se avecina? A partir del 10 de enero, Maduro será considerado ilegal en el cargo de presidente de Venezuela por una gran cantidad de países, entre ellos el único que nos compra petróleo y nos paga al contado, EEUU; es de suponer por lógica que esta compra no se hará efectiva a partir del 10 de enero, a quien le vendemos ese petróleo que nos garantiza los pocos dólares que entran al país.

La visita urgente de Nicolás Maduro a Rusia tiene algo de esto, sabemos que gran parte de Europa depende del petróleo de Rusia; la colocación por parte de Putin del petróleo venezolano en Europa no es descartable visto que también Europa considera el nuevo periodo de Maduro como ilegal, pero ya no serán la misma cantidad de dólares que entraban con la venta a EEUU.

A todas esta no se avizora por ninguna vía la mejora de nuestras condiciones de vida bajo el empeño de Maduro de seguir administrando al país; los seis (6) países en América que han sufrido las consecuencias del fenómeno llamado hiperinflación son: Argentina, Bolivia, Nicaragua, Brasil, Perú y Chile. La administración de esos países bajo la fuerte presión del desequilibrio de los precios producto precisamente de la hiperinflación en unos casos renunciaron y en otros adelantaron elecciones para dar paso a nueva administración que enfrentara al problema.

En nuestro caso a trece (13) meses de haberse presentado este mal hiperinflacionario donde no se ha hecho absolutamente nada por erradicarlo, Maduro persiste en juramentarse para seis (6) años más. ¡Una guara!, acaso pretende matarnos de hambre.

José Vicente Flores Muñoz 

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.