HEMBRA REALIDAD / ¡Búsquese un marido con plata!

304
 
http://sinetiquetas.org/2015/03/09/cuando-el-dinero-importa-ma

En una reunión de chicas y conversaciones triviales, sobre la vida, los hijos, los maridos, surge una frase: No chama yo lo que quiero es un hombre que me mantenga!. Ante la declaración de una de ellas, las otras confirmaron que pensaban igual y comenzaron a hablar de las calamidades del hombre pichirre o peor, del que no tiene posición económica.

Al cabo de unos días, conversaba con Rosa sobre proyectos de vida y aspiraciones, y de repente me suelta: ¿Qué tanto Key, hay que buscarse un hombre que nos dé plata? Aunque pude sentir que me desligaba de una “hermandad” o comportamiento de género, dejé claro a Rosa que yo no pensaba de esa manera.

Como siempre trato de descubrir los porqués detrás de cada comportamiento, comencé a cuestionarme el motivo de ese pensamiento tan común entre las mujeres.Y es que una de las primeras enseñanzas que se imparte a las niñas es que debe aspirar tener un novio o marido con suficiente liquidez económica: búsquese un marido con plata mija, porque con el pela bola va es a pasar trabajo!… y es que ninguna mamá quiere ver a su hija en situaciones decadentes.

Con todo lo que he vivido, he oído a mujeres de todas las edades, repetirse eso mismo,y es como si el éxito de una dependiera única y estrictamente si te consigues un tipo con esa especial característica. Cuando refuté a mi amiga su pensamiento me dijo escandalizada: ¿Estás loca, te vas a buscar a un limpio?.

Y no, el detalle no es buscarse un limpio, el detalle es que si como mujeres somos capaces de ser exitosas por nosotras mismas y no depender económicamente de nadie, tú vas a aspirar tener a tu lado a alguien que tenga al menos el mismo éxito que tú. Querrás a alguien que te represente, muy diferente a pensar que se trata de alguien que te mantenga.

Históricamente el hombre es un proveedor, incluso aparece reflejado en la Bibliay en las sociedades machistas, él lleva el sustento al hogar, la mujer se limita a los oficios de la casa. Entonces la mujer debe someterse al marido.

Lo que pareciera es que pese a toda la revolución feminista y lo que como mujeres hemos logrado, aún no terminamos de entender lo sano que puede ser no depender económicamente de nadie. Independencia que repercute emocionalmente en cada una de nosotras.

Cuando eres independiente, tienes otro aire, y esto no implica que tu esposo no deba consentirte. Pero al final no dejas de tener tu propio poder, que te hace tan atractiva, tienes liquidez y puedes decidir con quien estar, y no porque necesitas que te mantenga.

A mí me encanta tener mi propio dinero, por supuesto, me busco a alguien que pueda nivelarse conmigo en ese aspecto. Pero claro, la que quiera ¡Búsquese un marido con plata!

Foto: Cortesía sineteiqueta 

Keimary Ruiz Higuera / Periodista

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.