Francisco Rodriguez Sotomayor / La Venezuela Dostoievskvana

36

I Los personajes de Dostoievski son algunos de los más estudiados en la literatura. Dostoievski los retrató como megalómanos, antisociales, egoístas y traumados.

El autor tuvo la capacidad de darles a sus personajes más resaltantes características particulares que, con su genio, ahondaba en los abismos de la psicología humana.

Dostoievski quiso retratar que estas personas, generalmente vistas a lo lejos, son más comunes de lo que creemos. Siempre pensamos que los asesinos, los ladrones y los tramposos son seres que están lejos de la vida cotidiana, que están alejados de nosotros en una especie de burbuja.

Dostoievski dijo no a esto, esa gente no está lejos de nosotros en ninguna manera, a veces, leyendo alguna de sus novelas, te das cuenta que todos estamos propensos a decaer, a cometer un crimen en cualquier momento. Allí reside la grandeza de este ruso.

II Venezuela toda se convirtió en un personaje dostoievskiano. En las páginas de alguna novela de Dostoievski leemos como un personaje al salir a la calle siente premoniciones, siente las miradas juzgadoras de los transeúntes, se mueve maquinalmente sin rumbo y sin sentido. Así, muchas veces nos sucede a nosotros.

En algún determinado momento, de un día determinado, sentimos una extrañeza desagradable que parece no tener explicación. Nuestro alrededor se vuelve pesado, sombrío y nuestros pasos se sienten ajenos en una calle que ya no conoces. Un extraño sentimiento culposo corre por el cuerpo, mientras en tu mente intentas pensar en algo que bien sea una explicación o te distraiga de tu entorno. Esto acaba cuando llegas a tu casa. Esta casa podría ser como el aposento de Raskolnikov.

III Todos somos criminales en potencia. Abundan los Raskolnikov. Raskolnikov encontró la excusa perfecta para asesinar a una anciana porque se creyó firmemente con el “deber” y el “derecho” de hacerlo, porque él afirmaba que hay determinadas personas a lo largo de la historia tuvieron y tendrán que pasar por encima de la moral para cumplir sus metas trazadas.

Raskolnikov pone el ejemplo de Napoleón; Raskolnikov se creía un Napoleón. Era un megalómano que llevó a cabo un asesinato doble (la vieja despreciada y su hermana) que lo llevó a la desesperación.

Raskolnikov afirmaba además que el asesinato de la vieja le hacía un bien a la humanidad, porque era despreciada por todos. Raskolnikov estaba pasando por penurias económicas y pensó que todo estaba servido en la mesa para cumplir su objetivo: matar a la vieja, y robarla. Ambas cosas las hizo sin ser descubierto, hasta que el remordimiento y la desesperación por su cometida lo llevaron a confesar el Crimen para que se llevara a cabo su Castigo.

Raskolnikov era insospechado como criminal. Fue un estudiante de derecho con una vida intelectual activa con la escritura de artículos en la prensa petersburguesa. Era querido por sus familiares y amigos. Pero su megalomanía, la miseria económica, acompañada de una fundamentación filosófica, y un hacha, le dieron todo para asesinar. Y lo hizo.

En Venezuela puede verse estadísticamente como el crimen es la “actividad económica” más remunerada. Desde los estratos más bajos hasta el palacio de gobierno. La diferencia es que Raskolnikov confesó su fechoría y fue castigado. Aquí y ahora, nadie confiesa y nadie es castigado.

IV Venezuela ocupa el primer lugar en suicidios en toda América. Mucha gente al parecer se ha hecho con la idea de que no vale la pena seguir viviendo así y más vale suicidarse. Hubo varios personajes dostoievskianos que pensaron suicidarse o lo hicieron. Raskolnikov lo pensó por un instante pero desistió; Ippolit (El Idiota) escribió y leyó en voz alta la esquela suicida, pero no se suicidó a fin de cuentas; Dmitri Karamázov (Los Hermanos Karamázov) lo piensa pero no lo hace; Smerdiakov, el verdadero asesino de Fiódor Pávlovich Karamázov (además de su hijo ilegítimo), se suicida tras confesar el asesinato a Iván Karamázov.

V Como los personajes de Dostoievski, quizás nos daremos cuenta de que la vía fácil y la venganza nos consumirán (o nos seguirán consumiendo) como nación.

 

Fracisco Rodriguez Sotomayor

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.