El país fabulado / “La locura no crea derecho”

137

(Capítulo I)

La locura nunca abandona a la oposición venezolana y extranjera a la hora de tratar de encaramarse en el poder sin asistir a un proceso eleccionario. Los lacayos se han alineado con el imperio para que los ayude en esa locura y el imperio encantado con contar con vendepatrias a bajo costo que podrían ponerles en bandeja de plata las riquezas de Venezuela a cambio de una silla presidencial. Cualquier parecido con Juan Vicente Gómez, AD y Copei no es casualidad (dieron a EE.UU. infinitos privilegios a costa del bienestar del pueblo).

La estrategia del caos y la destrucción. Desde el Departamento de Estado de EE.UU., el inefable Grupo o Cartel de Lima pasando por la Organización de Estados Americanos (OEA), se busca derretir el Estado venezolano, debilitar o implosionar los poderes públicos, aminorar o afectar la gobernabilidad de la nación y destruir la paz social, intentando de manera ilegal y arbitraria desconocen el nuevo período de gobierno del presidente Nicolás Maduro, juramentado este 10 de enero ante el Tribunal Supremo de Justicia.

Los venezolanos debemos rechazar e impedir que gobiernos extranjeros pretendan otorgarle legitimidad a nuestro gobierno, aceptarlo violentaría la soberanía de nuestra nación. Son los nacionales de un país los que pueden crear la legitimidad de sus gobernantes, más nadie.

Luego de esta sucinta introducción, prepárense a leer las variopintas locuras que se han desatado en lo interno y externo para desconocer un presidente legítimamente electo por el pueblo, donde se presume no hubo ningún tipo de fraude porque hasta ahora NADIE ha presentado prueba alguna que pueda cuestionar su legitimidad, así como intentar nombrar un monigote de presidente.

Si la oposición no asistió a la elección presidencial del 20 de mayo de 2018, es su problema. Ellos propusieron y fijaron esa fecha en la mesa de diálogo que se desarrolló en República Dominicana y donde el idiota Julio Borges decidió unilateralmente no firmar el acuerdo por su consuetudinaria conducta lacaya y traidora a los vitales intereses de nuestro país. Juego o elección decidido por forfait es un partido o una elección que se da por terminado y no puede ser efectuado para remendar el capote.

 El Departamento de Estado de Estados Unidos aseguró que “es hora de comenzar la transición ordenada a un nuevo gobierno”. ¿Quién es EE.UU. para decidir un cambio de gobierno en nuestro país? Nadie.

* Según la página de buscador general, Wikipedia, el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, es el presidente número 51 de la República Bolivariana de Venezuela. Así manipulan algunos medios de comunicación alineados con la estrategia del caos de EE.UU. y la oposición.

* Según el prófugo de la justicia, Antonio Ledezma, el actual presidente de Venezuela es el mandamás de la Asamblea Nacional (AN) en desacato, Juan Guaidó. Ledezma sabe que esta opinión es una cantinflada, pero se la cree.

* El opositor Leocenis García catalogó como “Novato del Año” a Juan Guaidó, quien recientemente se autoproclamó como jefe de Estado de Venezuela. Manifestó que las pretensiones de Guaidó son notables y cándidas, a pesar de carecer de legitimidad. Escribió en su red social: “Las cosas se hacen bien o no se hacen”

* El Gobierno de Brasil mostró su respaldo a las recientes decisiones tomadas por Juan Guaidó, quien se autoproclamó como el representante que asumirá “las competencias de la encargaduría de una Presidencia de la República”.

El mundo aún está por descubrir otras solemnes locuras del presidente recién electo de este país.

* El prófugo de la justicia Julio Borges sostuvo que “hay que dividir a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) para que los factores de derecha logren el objetivo de derrocar al Gobierno revolucionario… si esto no se logra, será muy difícil derrocar al presidente Nicolás Maduro”.

¿Después de ofender y humillar a la FANB pretenden su apoyo?

* Borges carcomido porque no fue “El Elegido” preguntó a través de un twitter: ¿Quién decidió que Guaidó es presidente? Al menos ni a mí, ni a mi partido, nos consultaron.

Guiadó se amotinó y se defendió a través de un twitter transcribimos textualmente: @Julioborges Ayer me insultaste desde Bogotá y hoy cuando el pueblo en las calles me nombra presidente no me vas a apoyar? Quién es el valiente y quién el cobarde?

Tiene que andar bien descaminado Guaidó cuando dice que el pueblo en la calle lo nombró presidente. Si fue producto de un sueño o pesadilla no debió decir esto públicamente para que no lo tomen como un bufón. Acá, en San Juan de los Morros, no hemos visto al pueblo nombrarlo presidente, ni en ninguna otra parte de Venezuela.

“La locura no crea derecho” y tampoco presidentes.

Seguiremos informando para continuar cargándonos de la risa…

Alex Vásquez Portilla

 

 

 

 

 

 

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.