Edgardo Malaspina / Sobre los cambios de nombres

86

1 Le cambiaron el nombre al país, y ahora quieren cambiárselos a los estados y municipios. Y lo harán porque el que puede lo más, puede lo menos. Es una manera procaz de perder el tiempo y malgastar el dinero en vez de enfrentar con seriedad los grandes retos que verdaderamente tiene el país.

Vencen por ahora. Vendrán tiempos para las correcciones y desagravios.

“Venceréis, pero no convenceréis. Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta, pero no convenceréis porque convencer significa persuadir. Y para persuadir necesitáis algo que os falta en esta lucha, razón y derecho”.  (Miguel de Unamuno).

 Creen que con esconder la cabeza dejarán de existir las dificultades.

Niños de la patria por niños de la calle.

Dignificados por damnificados

La revolución del agua (y el agua de las tuberías desapareció)

Seguridad alimentaria (y la gente come de la basura)

Y un largo etcétera de blablablá  que sumió el país en esta tragedia colosal.

4  Jorge Luis Borges escribió La Historia Universal de la Infamia, ellos escriben la historia nacional de la infamia, y con minúsculas.

5  José María Vargas era el hombre más puro de su tiempo, según el propio Simón Bolívar. Por eso el Libertador lo designó uno de sus albaceas y le encargó depositar sus restos en Caracas. Pero los bolivaristas prefieren ignorar la voluntad bolivariana, y ahora le quitaron el nombre de Vargas al Estado natal del primer presidente civil del país, el primer rector de la UCV y padre de la medicina venezolana,

 Seguramente hicieron este adefesio gritando la consigna: ¡Viva Pedro Carujo!

6  Julio de Armas en Camino real  (historia o leyenda) compara el nombre de Las Mercedes con el surgimiento de Roma. Nada más y nada menos. “No conozco ningún pueblo de mi tierra que tenga envuelta la historia de su nombre  en el apelativo de tres mujeres. Tres llanera decididas  que con su actitud valiente, junto a un puñado de hombres, cegaron el tremedal de la Atascosa Abajo, hasta cambiarle el nombre por el suyo propio”. Quien niegue esta epopeya es porque no se ha leído La Eneida.

¡La ignorancia es audaz!

7 Estoy en contra de que se le cambie el nombre a Las Mercedes.

Las Mercedes es y será siempre Las Mercedes.

Edgardo Malaspina 

.

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.