Edgardo Malaspina / De cómo  se demostró que la sangre contiene hierro

100

1

En 1924 el bioquímico ruso Alexander Oparin formuló su teoría sobre el origen de la vida: surgió en un caldo primitivo mediante la combinación de sustancias que conllevaron a la conformación de los coacervados o mezcla de moléculas bajo fuerzas eléctricas.

2

En 1952 el estadounidense Stanley Miller diseñó su famoso experimento en el cual simulaba la atmosfera primitiva y obtuvo materia orgánica a partir de sustancias inorgánicas. Más tarde se formaron las células y la evolución siguió su curso hasta la aparición de seres vivos. Lo demás es el relato de Charles Darwin.

3

El hematólogo soviético Oleg Gavrilov afirma que el mar es el medio acuoso externo  y la sangre es el medio acuoso interno. Los primeros seres multicelulares se fueron del mar  a vivir a la parte seca  sólo cuando el océano se transformó en el torrente sanguíneo.

4

La NASA formula la hipótesis de  que la vida se originó en el mar porque allí están todas las sustancias y nutrientes para su desarrollo. Como la sangre es el mar dentro de nuestros organismos, ella contiene todas esas sustancias y nutrientes que antes estaban sólo en el agua salada.

5

Uno de esas sustancias necesarias para la vida es el hierro; importante, entre otras funciones, para la formación de la hemoglobina. Cuando hay déficit de hierro surge la anemia.

La mitocondria es una parte de la célula encargada de producir energía y requiere de hierro para su trabajo. Cuando hay insuficiencia de hierro (anemia) la mitocondria no produce mucha energía y por eso el enfermo se siente débil.

6

Los  antiguos sospecharon la insuficiencia de hierro. Los hindúes   tostaban láminas de hierros hasta volverlas polvos, los cuales consumían. Los griegos creían que Marte, dios de la guerra, le había otorgado su fuerza al hierro, por eso bebían el agua reposada con espadas viejas y oxidadas. Celso recomendaba beber el agua en la cual los herreros sumergían los hierros calentados. Hefesto en la mitología romana es el dios del hierro y proviene del Vulcano griego. Cuando Hipócrates habla “del hierro” se refiere a la cirugía.

7

En nuestros pueblos cuando detectaban anemia limaban pedazos de hierro y consumían las virutas disueltas con la comida. En Rusia le colocaban un montón de clavos a una manzana,  al tiempo los extraían y se comían la fruta. En Camboya han recomendado colocar en las ollas un pequeño pez de hierro: The Lucky Iron Fish.

8

La mejor forma de obtener hierro diariamente es preparar comida en ollas y sartenes de hierro colado, el cual libera el mineral en pequeñas porciones que se disuelve en los alimentos.

Sydenham fue el primero en emplear un preparado de hierro para tratar la anemia  en 1681. Maceraba limaduras de hierro en vino frío del Rhin. Sydenham dijo que ese remedio fortifica la sangre y el espíritu: “El pulso gana vigor y la cara toma un tinte fresco y rojo”.

9

El organismo convierte el  hierro proveniente de los alimentos  en una forma acuosa o soluble  (ferrosa) cuyo principio usan para preparar las fórmulas recomendadas para combatir la anemia.

 Hay dos tipos de hierro: hem  (carnes, de mayor biodisponibilidad o acción más rápida) y no hem (vegetales).

10

Tuvimos una Edad de Hierro; y desde entonces el hombre admira el hierro. El hierro endurecido es el acero. Iósif Vissariónovich Dzhugashvili , el dictador soviético , para demostrar su firmeza se puso por nombre “Stalin” (en ruso: de acero). Ostrovski escribió “Así se templó el acero”, en donde habla cómo se forma un revolucionario: con voluntad férrea. En Bruselas hay un monumento gigantesco dedicado a un cristal de hierro: el Atomium. La herradura de caballo trae buena suerte. El hombre de la máscara de hierro es una leyenda de la literatura universal.

11

 El médico venezolano Miguel Layrisse, luego de muchas investigaciones en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), propuso enriquecer las harinas de maíz con hierro para prevenir y combatir la anemia. Eso se empezó hacer desde 1983. ¿Se hace todavía?

12

El médico ruso Pioter Zagorski (1764—1846)  demostró sin lugar a dudas que la sangre contiene hierro. Zagorski es el padre de los estudios de Anatomía en Rusia. Una vez tomó varias libras de sangre y las secó hasta obtener una masa sólida, la cual lavó y convirtió  en un polvo blanco.

Luego aplicó un imán  sobre las cenizas obtenidas y observó que de las  mismas se levantaban partículas para adherirse al imán.

¡Eureka! La sangre contiene hierro.

Edgardo Malaspina

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.