Daniel R Scott / Vivir y morir en la cama

82

Porque no hay mejor lugar para descansar y dialogar con tu pareja en paz y camaradería como la cama y entre sábanas.

Aunque algún lucero espíe tu felicidad secreta asomándose por las ventanas.

Arrojas todas tus tensiones, gozos y pesares, en los brazos de ese tu ser amado.

Algunas noches atrás le decía a mi esposa que sería capaz y me provocaba recibir el próximo año nuevo en nuestra habitación, compartiendo, hablando, riendo, acompañado tan solo de ella, una hallaca y un buen ponche, y ella pensaba justamente lo mismo.

Y pensaba además las ironías que tiene la vida, porque siento que en la madurez he adquirido las cualidades necesarias para saber vivir bien en la juventud.Es decir, ¡todo al revés!

Por eso dije en cierta oportunidad algo como que a mis 54 años alcance la madurez necesaria para alcanzar la juventud.

Y es que, como oí en cierto largometraje, parece que la vida te da primero el examen y luego las lecciones.

Como quiera que sea, la cama tiene connotaciones muy espirituales, -no solo sexuales- porque si no, entonces, ¿por qué se da el caso de ancianos que no soportan la muerte de su pareja y mueren también al poco tiempo? No soportan lo que los psicólogos le dio por llamar: «pánico nocturno»

*Articulista guariqueño

Daniel Scott

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.