Daniel R Scott / Patrimonio herido

70

San Juan de los Morros.- Y mientras gritan consignas trasnochadas, la Venezuela que se ha gestado desde los días de la colonia hasta hoy parece ir descendiendo al inframundo de las cenizas. Nuestros paisajes urbanos muestran una cara sucia y rota. Todo parece llorar y en su llanto, nos hablan de tiempos mejores que no merecían ser aniquilados por ningún cambio o revolución.

En mi terruño, los bustos de Antonio Miguel Martínez y Rómulo Gallegos son robados para ser vendidas como un vulgar metal, y a la estatua de Francisco De Miranda la mutilan de un brazo, y todo en las narices de las autoridades regionales y municipales, las que prometieron un día redimir la patria. –más vale se hubiesen dedicado a otra cosa. Es nuestra historia y el amor que le profesamos lo que está sufriendo deterioro.

Años atrás, vimos como el encendido discurso revolucionario dio sus frutos: la estatua de la libertad allá en Valencia y la de Colón por los lados de Caracas fueron derribadas y destruidas, trayéndonos a la memoria la nefasta “Revolución Cultural” China, que no perdonó su pasado histórico ni a sus invaluables ornamentos que le daban lustre y gloria a esa cultura milenaria. ¿Arte? ¡Que arte! ¡Hay que demoler los símbolos del pasado burgués y capitalista!

Cuando desaparezca la arquitectura ideológica, -cuando toda esta locura acabe- volveremos nuestra mirada a la arquitectura histórica y no encontraremos más que rotura y suciedad.
Y lloraremos lamentándonos de nuestra propia necedad…

Daniel Scott
Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.