José Vicente Flores Muñoz / El 20 y después del 20

74

Estamos ya a casi vente (20) días del gran simulacro electoral que magistralmente ha montado el gobierno a ocho (8) meses del vencimiento del periodo presidencial; utilizando las mismas tácticas y estrategias de las elecciones para la constituyente, luego las gobernaciones y recientemente las alcaldías, con un CNE completamente subordinado al ejecutivo, un plan republica totalmente parcializado y una sustituta de smarmatic (empresa que se encargaba de manejar todo el sistema informático del proceso electoral), que nadie conoce; o sea estamos a escasos veinte (20) días de un Maduro que celebrara la gran victoria con más de ocho (8) millones de votos a su favor; si así como se los digo va a suceder, más de ocho (8) millones de votos certificados por Tibisay Lucena. Para que estos resultados no sean una sorpresa, el mismo Maduro y su entorno de primera línea ya han empezado a señalar en sus discursos que esperan unos resultados a su favor de más de diez (10) millones de votos.

El rechazo de la gestión de Maduro, ronda en estos momentos un orden de ochenta y cinco por ciento (85%), según empresas encuestadoras y sondeos que realizan algunos diarios nacionales e internacionales; pero esto no quiere decir que el quince por ciento (15%) restante está contento con su gobierno, dentro de ese quince por ciento (15%) existen muchos resignados y hasta arrepentidos, por lo que cuesta un mundo creer que esos ocho millones o más que Maduro o Tibisay presentaran la noche del veinte (20) o la madrugada del veintiuno (21) de mayo, sean creíbles.

La semilla de la duda será sembrada y costara demasiado tratar de que esa semilla no germine, crezca y se desarrolle aquí y fuera de aquí, dando sombra a lo ya anunciado por casi todos los países de América y Europa, de que el resultado del proceso electoral de Venezuela para elegir el presidente de la Republica no sería considerado legítimo y como consecuencia sus resultados no serían reconocidos por ellos.

Acá en Venezuela la mayoría de los electores nos hemos agrupado en un frente amplio que incluye a partidos políticos, gremios profesionales, trabajadores organizados, iglesia católica, iglesia evangélica, las academias, universidades y otros para alertar de lo manipulado de esas elecciones; se ha pedido de ser posible que se difieran y hacer esfuerzos en ese lapso de ocho (8) meses que faltan para el vencimiento del periodo presidencial, para llevar a cabo unas elecciones libres y transparentes, donde no haya objeción a los resultados , por el bien del país, por la búsqueda de la paz y salir de esta atosigante crisis.

Pero el gobierno mantiene su terquedad, lo que es nada saludable para nuestro futuro, esta terquedad se ha visto además reforzada por un minoritario sector de la oposición que se prestó para el juego, ellos bien saben que no tienen ninguna opción de triunfo, ninguna condición exigida por ellos para garantizar la transparencia del proceso ha sido concedida, pero allí están haciendo sombra, como buenos sparring, ahora hablan de unirse, de una sola candidatura, que esa es la fórmula, que la mayoría no quiere a Maduro, ojala sea ingenuidad lo que ha llevado a este sector a tomar esas posiciones, lo cierto es que no será el discurso posterior de que la abstención nos hizo perder lo que podrá llevarlos de nuevo a las posiciones que todavía hoy pueden mantener.

Lo que ciertamente debe preocuparnos es la Venezuela que tendremos después del veinte (20); un panorama nada halagador se vislumbra con esa reelección, tendremos un gobierno no reconocido por una gran parte de la comunidad internacional, una inflación galopante que el mismo gobierno no ha podido controlar, un dólar que ya ralla en el millón de bolívares, un sueldo mínimo cercano a un dólar americano, escasez de alimentos y medicinas sin posibilidad de ayuda humanitaria y mucha gente saliendo de nuestro país.

Mientras tanto nos mantendremos firmes ahora y después del Veinte (20), pidiendo elecciones libres y transparentes no solo para la presidencia de la republica sino también para gobernaciones y alcaldías.

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.