Alex Vásquez Portilla / Portillazos

68

* El  73er período de sesiones de la Asamblea General de la ONU se da en medio de un escenario por demás beligerante contra Venezuela. Tres intentos de golpes de Estado, un magnicidio frustrado y la ampliación de las sanciones contra el país son los elementos que rodean una de las sesiones más álgidas de los últimos tiempos.

* Los miembros de la ONU se rieron de Donald Trump después que éste dijera que su administración había sido la que más logros había tenido en la historia de los Estados Unidos.

* Trump se arrogó el derecho a intervenir en Venezuela, Irán y Siria por ser “regímenes dictatoriales y comunistas”, utilizando la justificación de buscar detener una “crisis humanitaria” en el caso de Caracas y Damasco.

* Durante una rueda de prensa, el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, sostuvo que “la etiqueta de la crisis humanitaria es para facilitar la intervención. ¿Y cómo se provoca una crisis humanitaria? Bloqueando a un país. Si bloqueas al país no hay insumos para la producción y se dificulta el acceso a la comida y las medicina”.

* Las dificultades alimentarias y sanitarias de países en crisis empeoraron con la “ayuda humanitaria” ejercida por las potencias occidentales y los órganos multilaterales. Medios de comunicación hegemónicos han intensificado sus campañas de propaganda imponiendo como discurso que un “canal humanitario” es la solución a los problemas agudizados por las sanciones de la Administración Trump en Venezuela.

* La “ayuda humanitaria” se ha vendido como una solución para distintos países en situaciones de dificultad, sin embargo son las consecuencias las que se encargan de romper el manto de las buenas intenciones, dejando a este tipo de “ayuda” como un método de intervención militar, saqueo y sometimiento prolongado de los pueblos.

* La principal justificación del secretario general de la OEA, Luis Almagro, para exigir una intervención militar contra Venezuela, tiene como argumento central que el país atraviesa una “crisis humanitaria” por culpa de las políticas de un régimen autoritario, que no permite elecciones libres que le devuelvan el poder al pueblo.

Este discursito mentiroso lo dice sin que le tiemble la voz a la hora de silenciar otras situaciones de mayor envergadura en países de América Latina, por ejemplo, Brasil: el caso de la dictadura que recorta derechos contra el pueblo con el apoyo de la OEA; Colombia: asesinatos políticos, desnutrición infantil, paramilitarismo y súper producción de drogas de un gobierno de pocos partidos; México: desaparición de estudiantes y ciudadanos, asesinatos políticos, gobierno de los narcos y crisis humanitaria.

* En Argentina, el gobierno se viene abajo sin haber sido objeto de bloqueo económico-financiero, ni de guerra especulativa alguna en su contra, ni de manipulación internacional de su moneda, ni ser víctima del contrabando de extracción o de acciones de acaparamiento de los productos de primera necesidad, ni mucho menos de agresiones por parte del maligno y sanguinario imperio estadounidense. Se está desplomando él solito.

* Mauricio Macri le está haciendo la peor propaganda al capitalismo, no solo en América Latina sino en el mundo entero, su pésimo gobierno expone de la manera más inclemente e irrebatible el carácter salvaje de un modelo que no solo no ofrece solución alguna a los problemas de la gente, sino que los agudiza provocando hambre, miseria y desesperanza como solo el capitalismo es capaz de hacerlo.

* En Venezuela, con la más injusta y desalmada agresión del imperio gringo para caotizar y destruir nuestra economía, con el sabotaje permanente del sector privado, el saqueo fomentado desde Colombia, la ignominiosa campaña mediática interna y externa en su contra, el gobierno revolucionario sigue protegiendo al pueblo y recuperando su economía.

* Mientras la oposición se seca, el gobierno está maduro.

Nos encontramos el próximo jueves.

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.