Alex Vásquez Portilla / Ni para ejecutar un magnicidio es buena y menos competente

128

PORTILLAZOS

OTRO FIASCO. Hasta para ejecutar un magnicidio la oposición criolla ni es buena y menos competente. Exhiben una cadena de impericias e ineptitudes políticas: Naufragaron con el golpe de Estado que le dieron al comandante Hugo Chávez. Zozobraron con el paro patronal-petrolero. Se derrumbaron con Plaza Altamira. Fallaron con las guarimbas I II y III. Han pifiado en sacar del poder al presidente Maduro a través de distintos medios o inventivas: abandono del cargo, desacato, vacío de poder, nacionalidad y partida de nacimiento colombiana, el revocatorio, la Salida II, el plazo de seis meses  y más. Aparentemente vienen errando con la guerra económica multifacética, el único éxito es martirizar a nuestro pueblo. Han hecho el máximo ridículo con el Tribunal Supremo de Justicia de sombra en el exilio con decisiones risibles, chocarreras e imposibles de ejecutar. Han desacertado con las sanciones económicas y financieras que le han solicitado al maligno imperio gringo y otros países del mundo porque es el pueblo quien está sufriendo en carne viva las consecuencias de esas sanciones y no el gobierno. Se equivocaron absteniéndose de participar en las elecciones, sobre todo la presidencial, incomprensible porque ellos se han llenado la boca diciendo que son mayoría, siendo así, perdieron la oportunidad de salir de Maduro, su máxima aspiración política, vía electoral. Han desacertado vendiendo la idea que Venezuela tiene y vive una brutal dictadura, y lo más bufo, es que lo expresan a través de todos los medios de comunicación. Fallan intentando vender la idea de la existencia de un narco Estado. Han salido con las tablas en la cabeza  con la OEA, Luis Almagro y el agresivo lobby internacional para fuñir al pueblo.

Alex Vásquez Portilla

SUPERIORIDAD. La oposición venezolana, si lo registrara alguien o alguna institución, ostenta un récord mundial de fracasos y desaciertos, no conocemos en ningún país del mundo una oposición que registre una marca mayor de errores, torpezas, equivocaciones y pifias. Lo peor es que no tienen capacidad de rectificación y no logran acertar con el camino de la cordura o sindéresis política. Debería crearse la Misión Ciencias Políticas para que la oposición ingrese urgentemente a cursar estudio, lo necesita con extrema urgencia antes que termine de desaparecer o continúe con su alocada carrera política que la lleva derechito al suicidio. Hoy están metidos en un despeñadero bien hondo. ¿Tienen un éxito tangible? Sí, dividirse como si fuesen células cancerígenas.

HIPÓTESIS. ¿La oposición ha hecho andar un plan desesperado? Desde que el presidente Maduro realizó los primeros anuncios económicos, en cuanto al anclaje del bolívar con el Petro y, sobre todo, la inclusión en el Banco Central de Venezuela (BCV) de una cantidad determinada de nuestras reservas petroleras, se prendió la alarma en la oligarquía colombiana y en el imperio gringo; no sólo porque les desmontaría las operaciones desestabilizadoras en contra de nuestro cono monetario en Colombia, sino, mucho más grave, porque la Reserva Federal y el Departamento del Tesoro de EE.UU. saben que podría ser el principio del fin de la efectividad devastadora de la guerra económica y que, al menos, frenaría buena parte de sus efectos que martiriza a nuestro pueblo.

En consecuencia, debían actuar a cualquier costo y lo más rápido posible. De nuevo, e igual al golpe del 11 de abril de 2002, a la inteligencia de los EE.UU. le siguen informando muy mal, subestiman la capacidad de  reacción del pueblo, fundamentalmente el chavista, y no terminan de entender que buena parte de nuestro pueblo está íntimamente ligado al espíritu del Comandante Hugo Chávez, y no aceptará jamás ninguna solución que lo desvincule de ese sentimiento.

El plan es tan simple como desatinado: asesinar al Presidente Maduro, movilizar a los actores políticos violentos (de nuevo se denuncia su entrenamiento con el paramilitarismo colombiano), crear la anarquía, conformación e instalación de un gobierno de transición que convoque a una fuerza multinacional tutelada por el Comando Sur de EE.UU. para una ocupación humanitaria e instalación de una junta de gobierno fascista con asesores gringos. ¿En qué se equivocan? ¿Qué es lo que no terminan de asimilar? En la existencia de un pueblo que está decidido a resistir y colmaría hasta el último rincón de Venezuela.

GRAVE. La oposición sufre la pérdida de tres fuentes de financiamiento  y soportes políticos importantes: la España de Rajoy, la Colombia de Santos y el México de Peña Nieto. En la cola está el Brasil de Temer, hay que esperar octubre. Sin esos sustentos, la dispersión y el sálvese quien pueda se disparan. El oxígeno de Trump no es despreciable, pero el hombre es turbulento y errático y en cualquier momento les puede salir con una “trumnada”.

Nos volveremos a encontrar el próximo jueves.

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.