Alex Vásquez Portilla / El país fabulado

85

El presidente de sus tormentos

La oposición interna y externa se jactan en decir que en Venezuela gobierna una brutal dictadura, si fuera cierto los dos gochitos fuera de foco que compararon al supuesto dictador con un burro ya tuvieran sus cuatro metros de tierra y los gusanos dándose una tragantona de muy mal gusto.

Estos merideños andan muy desorientados y para que agarren cordura o sindéresis, conjuntamente con otros escuálidos que también se la pasan diciéndole al camarada presidente que es un burro, les obsequiamos unas pinceladas para confrontar quien es más borrico o bruto.

Uno. ¿Por qué al que ellos denominan “burro” los ha vencido y les ha dado revolcones electorales y democráticos sopotocientas veces? Dicho de otra manera, ¿por qué los autocalificados “inteligentes, lumbreras o clarividentes” no han logrado sacarlo del poder ni por la vía electoral, democrática, violenta-guarimbera, militar y mucho menos imperial?

Dos. Maduro les ha ganado el juego que en las escuelas de ciencias políticas denominan como el Suma-Cero, Maduro suma victoria tras victoria y la oposición cero hits, cero error, cero carreras en más de cinco años. Éste, valga decir, es un juego de pura inteligencia, que ganan los más grandes estrategas políticos, se trata de una pelea de gallos contra patarucos, o mejor expresado, de inteligentes contra brutos. ¿Qué político se parece más a un asno? ¿El que va de victoria en victoria o el que va de fracaso en fracaso? A los bomberos de Mérida se les fue el tiro por la culata y andan tan descaminados que debieron comparar a un burro con la dirigencia de la oposición que de pura “inteligencia” no logran derrocar la brutal dictadura.

Tres. En Venezuela sí existe una dictadura la que el pueblo ejerce en cada proceso electoral donde de manera inmisericorde e inclemente viene aplastando y humillando a los “inteligentes” opositores de manera brutal. ¿Entienden ahora el concepto de brutal dictadura?

Cuatro. Ningún presidente con inhabilidad intelectual, como quiere denominar la autonombrada inteligente opositora a Maduro, convierte una guerra civil (guarimbas) en una victoria al convocar la Asamblea Nacional Constituyente, allí les metió, como dice el refrán, medio guariney. Otro medio palo que recibió la súper “inteligente” oposición fue cuando el “bruto” Maduro se le ocurrió montar una ciclópea estructura como los CLAP para contrarrestar los efectos martirizantes de una guerra económica, ¿a qué inteligente político se le ocurre usar la violencia económica contra un pueblo con fines políticos y pensar que por esta cruel acción logrará apoyo popular? Eso explica porque en Venezuela no ha habido un alzamiento popular. El pueblo no es bruto ni burro, la oposición, aunque usted no lo crea,  lo es y al cuadrado.

Quinto. Recién electo el “bruto” los supuestamente consagrados “inteligentes” no le daban ni quince días en el poder, pero como los deseos ni las malas intenciones fertilizan, resulta que el “tosco” se acerca sin pausa y sin prisa a los cinco años y medio ejerciendo el rol de presidente y lo “pior” es que tiene una entrada  para ocupar la silla presidencial por seis añitos más. Mientras tanto los inteligentes opositores cada día se alejan con mucha prisa y sin pausa a Miraflores. ¿Dónde se ha visto que el “asno” vence al súper dotado? En Venezuela.

Sexto.  No hay nada más divino y divertido que especular. De acuerdo a lo que usted leyó anteriormente bajo la premisa de que Maduro carece de potestades eruditas y de manera inversamente proporcional a la oposición le sobra lo que carece el presidente, ¿Cuál sería el resultado si Maduro tuviera un cerebro medianamente brillante? A la oposición le cantaríamos una canción: “Adiós luz que te apagaste”

Séptimo. El “bruto” le sigue ganado batallas a los supuestos inteligentes, la gira que realizó por China fue un nocaut técnico para la oposición, quedaron tendidos en la lona y los sacaron del cuadrilátero de la geopolítica mundial en camilla derechito al quirófano político,  quedaron en estado vegetativo.

A veces la oposición aparenta ser inteligente sobre todo cuando usan un ardid, se guindaron de la detención de unos bomberos de Mérida que compararon a Maduro con un burro para no reconocer los logros significativos que obtuvo por su gira a China, se trató de una fortaleza geopolítica inocultable.

Nota: Los bomberos Ricardo Antonio Prieto Parra y Carlos Julio Varón Gracia fueron imputados por el delito de incitación al odio con agravantes y se encuentran detenidos luego de grabar y difundir un vídeo en el que se burlaban e irrespetaban la figura del presidente, al tiempo que denunciaban la falta de equipamiento en la estación de bomberos en la localidad de Apartaderos, municipio Rangel, de la entidad andina.

Están tan descarriados que por falta de equipamiento comparan a Maduro con un asno, eso no se entiende, la intención fue claramente otra.

 

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.