Argenis Ranuárez Angarita / ¿Cuántos son?

98

San Juan de los Morros.- Creemos y sin temor alguno lo afirmamos, que no hay estadística de los miles y tal vez millones de venezolanos que han emigrado, en su mayoría jóvenes, muchos graduados en diversas ramas del saber.

 Se han ido en avión -los menos, suponemos-, en barco, en lanchas, en autobús, en colas, pagando pasaje y no dudamos que no haya faltado alguno de polizón.

No son refugiados en el estricto sentido del término en las relaciones internacionales, ni expatriados porque el gobierno no los ha sacado a la fuerza física, ni asilados políticos. Son seres que se sintieron acorralados por la falta de oportunidades y tomaron la iniciativa valiente, valerosa de abandonar el suelo patrio y matrio, para producir, ganar el sustento y ayudar a los suyos con periódicos envíos para alimentos y medicinas.

Muchos de esos jóvenes son nuestros amigos, ex alumnos, vecinos y familiares. Están diseminados por toda América, desde Canadá hasta la Patagonia, también en Europa occidental y hasta en Australia, realizando trabajos casi siempre distintos a lo que estudiaron, desafiando -algunos- a las autoridades de inmigración, trabajan en la construcción, devengando salarios que les permite vivir sin hambre ni zozobras, en países de economía dolarizada, la cual entendemos que se gana y se paga en moneda de esas naciones, con paridad cambiaria frente al dólar que les permite lo que aquí, sencillamente no podían tener, como la satisfacción de las necesidades básicas, vivir en paz, seguridad y no andar como pordioseros. Resistirse a ser mendigos, es una cuestión de integridad.

No existe estadística conocida por nosotros. Creemos que al gobierno le conviene ese éxodo. Menos gente con necesidades de comida, y bien lejos los descontentos, bravos, molestos, lo que equivale a decir, opositores donde no molesten.

Argenis Ranuárez Angarita

Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here