Algunos son como la serpiente: Se quieren “comer” a quien alumbra

300

El éxito no llega por casualidad, es trabajo duro, perseverancia, aprendizaje, sacrifico y sobre todo, amor por lo que haces.

Con los primeros casos confirmados del covid-19 aparecieron diferentes consecuencias  al sector Salud.

Fue así como llegó lo que nunca nadie imaginó. La cuarentena decretada a partir del 17 de marzo de 2020.

Desde ese momento un grupo de médicos guariqueños dieron un paso al frente. Se armó la primera línea de batalla.

Sin mezquindad y sin importar las diferencias que pudiesen existir, una médico de nombre Rayner Rondón junto a un contingente de batas blancas hicieron frente a esta realidad.

Muy triste lo que vimos en estos meses, mientras nuestros médicos arriesgaban su vida.

Con la llegada del primer caso, seres desatados en redes sociales inventaron locuras y publicaron fotos de un buhonero de la plaza de los samanes.

En esos días los demonios con su miseria y demencia cuál Tomas de Torquemada con  antorchas en mano, querían saber datos, dirección, nombres de los contagiados.

No tardarían las autoridades en decir la verdad, en su momento preciso: El primer caso resultó ser una niña de del sector banco obrero, en la capital del estado.

Hoy, a punto de cumplirse un año de la cuarentena llega a tierras guariqueñas la  SPUTNIK-19. Más de 3400 vacunas. Contadas y vigiladas por comisionados nacionales y estadales.

Esto lo digo porque, sabiendo que las aves de rapiña frustradas y necrófilas van a empezar con su campañita de descrédito para generar confusión y rumores.

Cualquier cosa se lanza o inventan, no nos extrañe que lleguen a publicar  desde  muertes hasta la supuesta venta de vacunas en divisa extranjera.

Durante meses intentaron desacreditar la vacuna, desinformar era la tarea.

Dando el ejemplo, como muestra de seriedad y seguridad,  la autoridad única de salud en Guárico Rayner Rondón,  se vacuna con la Sputnik V  como parte del equipo que está al frente de las salas covid 19 en los hospitales centinelas.

Los lleva y trae se desataron. Los agricultores de cizaña. Inventan y se arrastran, pues no vuelan.

Algunos incluso, son osados y envían su  mentira y su mensajito de texto a funcionarios y redes.  Pero la gente aprendió a filtrar y reconoce  la mentira. 

Todo esto me hace recordar la historia contada por un maestro que tuve: ” la serpiente le llegó a la luciérnaga y le dijo que se la quería comer.

 Y la luciérnaga preguntó:

  • que es lo que te molesta de mi  –
  • Y la serpiente respondió: me molesta y que alumbres.

José Zapata / Comunicador Popular

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.