Ahora las enfermedades duelen más en el bolsillo

36

Guárico.- En ocasiones parece que hay más medicamentos que enfermedades, y puede ser difícil distinguir entre unos y otros, pero el problema no es exactamente los medicamentos, si no la escasez de los mismos, y lo poco accesible que son para los venezolanos.
En Venezuela actualmente se está viviendo una situación crítica en el ámbito económico, y la misma afecta el sistema de salud de nuestro país, viéndose afectados los ciudadanos que sufren de enfermedades o que de una u otra forma necesitan de algún medicamento.
Tomando en cuenta que las enfermedades según la Organización Mundial de Salud (OMS), son las alteraciones o desviaciones del estado fisiológico, en una o varias partes del cuerpo, por causas en general conocidas, manifestadas por síntomas y signos característicos, cuya mejoría es prevista por el uso de medicamentos, es decir, compuestos químicos que se utilizan para curar, detener y hasta prevenir enfermedades.
No se tiene una cifra exacta de ciudadanos atacados por padecimientos, pero si tomando en cuenta que los costos de los fármacos son en algunos casos incomprables para los mismos.
José Pérez, quien es insulinodependiente, nos comentó “no he podido adquirir mi tratamiento ya que no se consigue en las farmacias, y los revendedores lo tienen en un precio desorbitado, que duele más en el bolsillo que la falta de insulina”.
Es importante destacar que para finales del 2017, se reactivó el servicio 0800Saludya, “Beneficio a través del cual se espera facilitar a la población el acceso de los medicamentos que no se encuentran en las botiquerias”, pues así afirmó el presidente Nicolás Maduro.
La escasez de las medicinas para pacientes crónicos, embarazas y para los venezolanos en general, sigue venciendo al gobierno venezolano, que durante los últimos meses ha hecho constantes anuncios de compra de medicinas, pero hasta ahora no ha sido la solución para esta problemática.
Esta es una situación que denuncian muchas personas en protestas que se han incrementado al punto que se realizan manifestaciones.
Para la doctora especialista en ginecología, Nancy Pereira, “esta situación afecta mucho a mujeres embarazadas, ya que deben tener una alimentación balanceada, incluyendo el insumo de hierro, calcio, y ácido fólico, pero la situación actual del país ha influenciado en las gestantes ya que son pocas las que sufren con lo ordenado.”
No solo las embarazas necesitan ciertos medicamentos en todo el proceso de gestación, son muchos los venezolanos que se encuentran en esta situación, y recorren a otros caminos de ayuda como las redes sociales, los medios de comunicación, o incluso para quienes tienen la posibilidad, lo mandan a comprar en el extranjero, pero no todos tienen esta suerte.
Elsa Angulo, tiene ocho meses sin tomar pastillas para la circulación, “he tenido que recurrir a remedios naturistas para controlar un poco el dolor en las piernas, ya que las pastillas están incomprables”.
Entonces, ¿Crees que podría ser más maligna la cura que la enfermedad?, ¿Crees que duele más el comprar las pastillas que la enfermedad?
Eliuska Gusman E.C.S Unerg

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.