CREATIVIDAD / Maestros se visten de mimos y “pobresores” para  ir a protestar

299

San Juan de los Morros.- Si alguna marcha o protesta es creativa y alegre es la de los maestros.  Independientemente del motivo que los lleve a marcha, protestar o celebrar; el color, alegría y optimismo los acompaña.

Esta semana en la capital del Guárico los educadores volvieron a la calle. Protestan por la misma razón que millones de venezolanos: por un salario digno.

maestros

La lucha magisterial no está en su mejor momento. Con gremios sin recursos y sin muchos “lideres. En honor a la verdad, no son muchos los maestros que asisten a estas manifestaciones.

Hay poca solidaridad de los otros sectores, no se ha logrado la solidaridad del estudiante y el apoyo de los representantes. Peor aún, no hay la mas mínima respuesta de parte del estado.

maestros

El problema se centra en el salario, sin embargo los maestros advierten en sus luchas que también reclaman alimentación para sus estudiantes, infraestructura y dotación.

En reiteradas ocasiones han acudido a la Defensoría del Pueblo, poco pueden hacer los defensores en los estados, cuando nacionalmente esta instancia gris dejó de figurar hace muchos años.

Salga usted a la calle y pregunte quién es el Defensor del Pueblo a nivel nacional, más desconocido, imposible.

Desde mendigos, con pantalones rotos y “pobresores”, hasta mimos. Los maestros de Guárico han llevado la clase a la calle.

maestros

Han tenido manifestaciones frente a la Zona Educativa algunas de 12 personas y otras de 80, las más concurridas hasta de 300 docentes.

El protagonismo lo tienen los jubilados. Hombres y mujeres que entregaron la vida por una escuela, hoy el hambre los tira a la calle a protestar.

maestros

Si algo he visto en estas protestas es el aplauso y la solidaridad de los conductores, el aliento de ancianos y la palabra del vecino. Siempre habrá alguien expresando apoyo a su manera.

Pues, una protesta no es menos protesta por ser de pocas personas. Cuando un maestro solo, levante un cartel y exija “justicia”, allí estará una noticia y la solidaridad de muchos.

maestros

Otros, desde la comodidad y la complicidad, hacen silencio. Mientras el maestro y la maestra sin perder su alegría y su espíritu, de vez en cuando cambian la escuela por la calle y salen gritar consignas y a exigir lo que por derecho le corresponde.

Orlando Medina Bencomo /El Tubazo Digital

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.