RUFO CHACÓN / Así va el juicio de los policías que dispararon perdigones en la cara a adolescente

864

El Ministerio Público acusó al director de la Brigada de Orden Público de la Policía del Estado Táchira (Politáchira), Javier Useche Blanco (43), y al supervisor jefe auxiliar de Servicios Generales, Henry José Ramírez Hernández (44), por su responsabilidad en las heridas ocasionadas a dos adolescentes de 16 años, otro de 14 años, una mujer y un hombre.

Tal situación ocurrió el  1° de julio en la autopista San Cristóbal-La Fría, específicamente en el sector Táriba, municipio Cárdenas del estado Táchira.

El citado día, una brigada de funcionaros de Politáchira se presentó en el mencionado lugar y, sin mediar palabra, arremetió contra un grupo de manifestantes que exigía el servicio de gas doméstico.

Durante los enfrentamientos, los funcionarios accionaron sus armas tipo escopeta, cargadas con perdigones, lo que ocasionó varias heridas en el rostro a uno de los adolescentes de 16 años, además de otras lesiones a los jóvenes presentes y dos adultos que se encontraban en la zona.

Los heridos fueron trasladados al Hospital Central de San Cristóbal, donde se determinó que el herido en el rostro sufrió evisceración traumática de ambos ojos con pérdida total de la vista, mientras que el otro adolescente de 16 años sufrió una herida de 10 centímetros de longitud en el cuero cabelludo.

Por su parte, el adolescente de 14 años presentó un traumatismo craneal, y los adultos sufrieron lesiones menores.

El mismo día del hecho, los funcionarios fueron identificados por familiares de las víctimas y testigos, por lo que fueron aprehendidos por efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y puestos a la orden del Ministerio Público.

Las fiscalías 76ª nacional, 16ª y 20ª de Táchira, además de la 90ª del Área Metropolitana de Caracas, acusaron a Useche Blanco como autor del delito de homicidio intencional calificado en grado de frustración en detrimento del adolescente de 16 años, trato cruel y uso indebido de arma orgánica.

Asimismo, Ramírez Hernández fue acusado como cooperador inmediato del delito de homicidio intencional calificado en grado de frustración en perjuicio del joven antes mencionado, trato cruel contra los muchachos acompañantes de 16 y 14 años, así como de los dos adultos presentes en el lugar.

En el escrito consignado ante el Tribunal 4º de Táchira, la representación fiscal solicitó la admisión de la acusación, el enjuiciamiento de los dos funcionarios y que se les mantenga la privativa de libertad en la sede del Cicpc en San Cristóbal.

Con información de Ministerio Público

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.