Remendar un pantalón cuesta “un ojo de la cara”

116

PantalónCaracas.- Uno de los negocios que se ha mantenido, e incluso ha crecido en medio de la crisis que atraviesa el país, es el de la modificación o reparación de ropa usada. Los entalles de cintura y botas, el zurcido de alguna abertura o deterioro, así como colocar parches, son las solicitudes más demandadas en esos establecimientos de costura.

Consumidores han optado por modificar un jeans usado por ser una inversión menor que pagar uno nuevo entre 1,9 millones de bolívares y 15 millones  de bolívares, precios que marcaban en el bulevar de Sabana Grande y en un centro comercial del este hace 2 semanas.

“Lo que más nos traen son pantalones para entallar o colocarles parches, porque la mayoría de las personas no tienen para pagar lo que cuesta uno nuevo en una tienda. Entonces prefieren pagar un arreglo de un pantalón que aún está sano, que les sale más barato”, indicó una costurera de un centro comercial del suroeste de Caracas.

En ese mismo establecimiento la zurcidora manifestó que la demanda de trabajo ha crecido mucho. “Hemos tenido que contratar otra costurera. Somos cuatro para poder con el trabajo, y el dueño piensa buscar otra para que apoye los fines de semana”, dijo.

Colocarle un  remiendo a un pantalón en un centro comercial del suroeste de Caracas cuesta entre 150.000 y 200.000 bolívares, dependiendo de la cantidad de tela requerida. En promedio 125.000 bolívares, monto que representa un incremento de 212,5% en 2 meses, porque en diciembre ese mismo trabajo se hacía por 40.000 bolívares. El entalle de un pantalón en el mismo lugar está en 150.000 bolívares, en promedio; hacerle ruedo a un jeans cuesta en promedio 100.000 bolívares y 150.000 si es un pantalón de vestir, y colocar cierres puede requerir 150.000 bolívares en promedio.

“Vengo a que cosan los sitios deteriorados y a colocarle parches a dos pantalones. No puedo pagar lo que cuesta un pantalón en un centro comercial o afuera; prefiero traerlo aquí”, señaló una consumidora.

En un local de un centro comercial del este de la ciudad los precios para un entalle de pantalón están entre 300.000 y 700.000 bolívares, mientras que colocar parches puede valer 350.000 o 500.000 bolívares en promedio, dependiendo de la zona y amplitud de la prenda. Los varían entre 150.000 y 200.000 bolívares.

La encargada del local expresó: “Estos precios se mantienen poco tiempo. Tú vienes en una semana y probablemente hayan variado porque siempre aumentan los materiales”. Dijo que un tubito de hilo pequeño se lo venden entre 300.000 y 500.000 bolívares, y que de alguna manera esa inversión debe estar incluida en el precio final.

Materiales como hilos o agujas en ocasiones son escasos, y los establecimientos deben comprarlos más caros. “El hilo negro y blanco es el que más se usa, y a veces tenemos problemas para adquirirlo y hay que comprarlo al precio que se consiga. Lo mismo pasa con las agujas, que se cambian dos o tres veces por semana; si se parte alguna, se sustituye, y el paquete también está carísimo”, contó una costurera.

“Las personas venían antes para quitar un entalle al pantalón o recoger un ruedo; ahora mayormente son prendas usadas que no les quedan porque han rebajado por la situación país, o ropa que les dan y deben modificarlas para usarlas”, manifestó un encargado en un centro comercial del suroeste.

El Nacional

Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.