Precios se disparan tras aumento salarial

388
Foto referencial

Caracas.-Nuevo sueldo, el mismo problema. Venezuela está sumida en una profunda crisis que no es aliviada ni siquiera con los aumentos de salario y es que, aunque el presidente Nicolás Maduro anunció un ajuste del 300% este lunes (el sueldo pasó de 4.500 a 18.000 soberanos) las personas amanecieron este martes asombradas pues entienden que sólo dos productos podrán comprar con sus quincenas.

“Cobraremos 9 mil soberanos en la quincena pero un cartón de huevo ya está en 7 mil. Los otros dos mil se van en un kilo de arroz”, así resumió la señora Yamileth Barrios lo que hará cuando cobre el 30 de enero su nuevo sueldo pues considera que la inflación pulverizó el ajuste salarial antes de ser anunciado.

Un ejemplo claro de cómo la inflación (calculada en 1.299.724% según el último reporte de la Asamblea Nacional) se va comiendo las medidas económicas anunciadas por el presidente, fue lo vivido el día de ayer en comercios como Farmatodo, Garzón o Hiperlíder. Muchos de los productos exhibidos en estantes no tenían etiquetas con precios marcados. El coste de lo comercializado era dado en caja pues, según cuenta los trabajadores, en las últimas 72 horas se hizo ajuste en el 90% de la mercancía.

“Maduro sube el sueldo y automáticamente suben las cosas. No hay control de nada”, es lo que decían las personas consultadas por LA PRENSA. La desilusión mostrada por los encuestados responde a algo simple y es que, no han pasado ni tres días de los anuncios económicos hechos por Nicolás Maduro y ya en las calles, se empiezan a ver precios de espanto y brinco.

Un kilo de queso, por ejemplo, era comercializado en La Mata, Cabudare, en 7 mil bolívares soberanos mientras que al oeste de Barquisimeto el precio estaba entre los 5 y 6 mil soberanos. La mantequilla, que hasta el domingo 13 de enero (un día antes del aumento) estaba en 1.850 amaneció este martes en 3 mil. La carne también pegó un brinco pues en las calles se encuentran el kilo de la proteína animal en 8 mil soberanos.

“La gente seguirá comiendo plátano y yuca hasta que los campesinos decidan que ellos también quieren cobrar en dólares”, dijo Miguel Suárez, cafecero que ve con preocupación el descontrol que hay en los comercios.
Lo que más preocupa a las personas consultadas es ver el costo que tendrán los productos el 30 de enero pues son conscientes de que con el paso de las horas las cosas suben de precio en Venezuela.

Fuente

Prensa de Lara

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.