Exfuncionario del Dgcim presentó pruebas de crímenes de Lesa Humanidad en la OEA

256
Ronald Dugarte, exfuncionario del Dgcim
Foto cortesía

Caracas.- Este miércoles, el exfuncionario de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), Ronald Dugarte, afirmó ante la Organización de Estados Americanos (OEA) que los presos políticos en el país son torturados, que la milicia cubana infiere en las decisiones de los comandantes nacionales y en la educación de los militares del país.

Reseñó y mostró vídeos de como en la sede del organismo de seguridad, en Boleíta, torturaban a los presos políticos. Catalogó la acción como crímenes de Lesa Humanidad.

“Prisioneros durmiendo en el piso, haciendo sus necesidades fisiológicas en una botella de agua, prisioneros a los que no se les brinda atención médica, y la más deprimente, prisioneros torturados”, señaló.

Añadió que escuchó de manera continua los lamentos de los prisioneros, y que estos eran obligados a estar durante un mes en un cuarto oscuro, con las manos hacía atrás y con una capucha apretada alrededor la cabeza.

“El coronel Mejías Laya duró durante 30 días con las manos atadas y vendado totalmente. En el mismo cuarto dormía y hacía sus necesidades”, indicó.

Además, dijo que cuando se desempeñó como custodio en la División de Investigaciones conocida como «El Calabozo», lugar donde permanecen los presos políticos, presenció como la milicia cubana tiene autoridad sobre los comandantes nacionales.

“Observé como la milicia cubana le da órdenes a los generales que comandan cada sede militar en Venezuela”, precisó.

Por último, comentó que él y sus compañeros militares fueron educados en gran parte por la milicia de inteligencia cubana para realizar labores de contrainteligencia y garantizar la seguridad de Nicolás Maduro y de la Fuerza Armada.

Dayana Prieto | El Universal

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.