Enfermeros de distintos hospitales del país exigen atención para el sector salud

***En Caracas, Nueva Esparta, Falcón, Carabobo y Monagas profesionales de este sector salieron a la calle para solicitar mejores condiciones salariales y laborales.***

71

Caracas.- Con protestas y pancartas enfermeros de distintos hospitales del país manifestaron su descontento por el sueldo y las condiciones precarias en las que operan los centros médicos en la actualidad.

Este lunes, el Colegio de Enfermeros del Distrito Capital se declaró en paro indefinido. Médicos del Hospital de Niños J. M. de los Ríos y Clínico Universitario fueron algunos de los que manifestaron su descontento, mientras que en el Periférico de Catia las enfermeras salieron a la autopista Caracas – La Guaira, exigiendo mejora de sueldos y condiciones dignas para laborar.

En Nueva Esparta, camilleros y enfermeras del hospital Luis Ortega de Porlamar, sumaron su queja a la protesta nacional por las insostenibles condiciones en las que deben trabajar en el principal centro de salud de la región.

“Señor Presidente, la salud también es algo importante», «cada día hay más renuncias por la inconformidad con el sueldo”, fueron parte de los mensajes que por escrito mostraron los trabajadores del sector salud, afirmando que en efecto la situación es tan crítica que su reclamo es tanto personal por la situación laboral referida a sueldos y seguridad social, pero también por el dolor que sienten de no poder atender como es debido a los cientos de pacientes que cada día necesitan de su ayuda por la falta recurrente de insumos que enfrenta el hospital y todos los centros de salud de la isla.

La protesta estuvo acompañada por dirigentes de la plataforma Soy Venezuela, como organización de fuerza civil. Yoseline Valderrama expresó que «todos los trabajadores deben ser apoyados en sus exigencias públicas, pues a fin de cuenta se busca el beneficio de los ciudadanos».

Por otra parte, enfermeras del estado Carabobo se sumaron a la protesta en la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera de Valencia (CHET) y en el hospital del seguro social en Puerto Cabello, entre otros centros de salud en la región con el mismo objetivo de los estados mencionados.

La presidenta encargada del gremio, Carmen Álvarez, aseguró que el incremento salarial anunciado por el presidente de la República, Nicolás Maduro, es insuficiente y no se ajusta a la realidad inflacionaria del país.

Manifestó que los enfermeros de Carabobo podrían sumarse al paro convocado por sus colegas en el Distrito Capital ante los bajos sueldos y las malas condiciones en las que les toca laborar. Álvarez informó que este lunes realizarían una asamblea en la CHET donde definirían si paralizarán sus actividades.

La gremialista aseguró que los bajos sueldos y el hecho que tienen que laborar en condiciones infrahumanas han causado renuncias masivas. “Unos mil profesionales de enfermería en Carabobo han emigrado del país y debido a esa situación existen guardias donde dos enfermeras prestan servicios a más de 48 pacientes”.

Denunció que no se respeta la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (Lopcymat) ya que no existe agua para atender a los pacientes ni para el personal, por lo que se violan las normas de bioseguridad.

Las enfermeras del hospital «Rafael Calles Sierra», en Punto Fijo, estado Falcón, se unieron al paro nacional para reclamar que ganan menos del sueldo mínimo y que el trabajo que están realizando “es excesivo”.

«Lo legal es que una enfermera atienda entre 2 y 6 pacientes dependiendo del área en la que esté, pero actualmente en el Calles Sierra cada una atiende 30 o 40 pacientes en una jornada», dijo Mili Amaya, una enfermera de Cuidados Intensivos en Neonatología, de 10 años de experiencia unida a la manifestación.

Calculan que ha renunciado más de la mitad de las enfermeras en el Calles Sierra, principal hospital de la península de Paraguaná, donde se han activado jubiladas ad honorem para colaborar con las labores.

En Paraguaná, la protesta no fue muy concurrida. Según explicaron los presentes se debe a que “hay mucha apatía y poca fe” en que el gobierno vaya a responder a las solicitudes que se hacen y la mayoría prefiere dedicar su tiempo a ver cómo resuelve comida y artículos de primera necesidad.

En Maturín, estado Monagas, los profesionales del sector en el área de enfermería se sumaron a la paralización nacional. Así lo ratificó Yen Santil, secretaria general del Sunep SAS, quien manifestó que en el hospital Dr. Manuel Núñez Tovar solo fueron atendidas emergencias estrictas.

En el estado han dejado de laborar 200 profesionales de la enfermería porque con su sueldo no pueden pagar ni siquiera el transporte y mucho menos su alimentación, en muchos casos tomaron la decisión de irse del país.

Contaron con la solidaridad de los gremios como médicos, farmacéuticos y bioanalistas, tomando en cuenta que el servicio de salud se ha visto vapuleado en Monagas por la escasez de insumos y de medicamentos. Hecho que hace cuesta arriba el poder atender de la manera adecuada a los pacientes.

Fuente

El Universal

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.