Le metieron candado: Arde Troya en una escuela de Guárico

359

Valle de la Pascua.- Los padres y representantes de la escuela Bolivariana Libertador ubicada en el caserío rural Las Campechanas, en el municipio Leonardo Infante del estado Guárico, tomaron la iniciativa de cerrar las puertas del plantel para protestar debido a una serie de irregularidades que vienen presentándose con la inasistencia del personal docente.

Señalaron que la escuela cuenta con una matrícula de 200 alumnos aproximadamente y deberían recibir clases desde preescolar hasta 5to año de bachillerato, pero ante la inasistencia de los maestros que no cumplen con sus funciones, la mayoría de los estudiantes de ese caserío fueron inscritos en otros planteles de Valle de la Pascua.

Denuncian que existen otros problemas en la institución, como son la falta de agua, comida para el comedor por ser una escuela Bolivariana y el mal estado de su estructura.

 Destacaron que los más afectados son los niños y niñas de educación inicial, quienes según señalaron no reciben clases desde noviembre del 2017, debido a que uno de los salones no tiene el techo en buen estado, además aseguraron que las maestras no asisten a dar clases regularmente alegando permisos médicos sin que envíen suplentes para cubrir las faltas.

 Duviana Hernández denunció que “las maestras llegan tarde tenemos que esperar hasta a las 9 de la mañana para que los niños entren a clases y ya a las 11 los están despachando.

 Por lo que solicitamos a los jefes del municipio escolar que los supervisen y hagan cumplir los horarios como debe ser para beneficio de nuestros hijos”.

Señaló que en varias oportunidades han presentando las denuncias en el Municipio Escolar Nº 3 para que corrijan las fallas, pero de nada ha servido, informaron que no reciben respuestas de los planteamientos hechos.

Por su parte Euclides Vásquez dijo: “Aquí cuando no es una cosa es otra, la directora no le vemos la cara y las maestras vienen cuando les da gana. Cómo es posible que teniendo este plantel aquí en la comunidad nosotros, habitantes del caserío, tengamos que llevarnos a los niños a La Pascua a estudiar. Y los que no tenemos suficientes recursos cómo hacemos”.

 También señalaron que se han encontrado en la calle a las docentes y cuando les preguntan el motivo de su inasistencia dicen que no tienen dinero para pagar el pasaje de La Pascua hacia el caserío.

 A pesar de que el equipo de El Pitazo intentó hablar con algunas maestras y la directora que se encontraban en las adyacencias de lugar, no quisieron declarar alegando que ellas esperaban que saliera la información para luego tomar acciones.

De igual forma, le hicieron un llamado a la Alcaldía de Infante a que envíen una cisterna de agua, puesto que los alumnos han tenido la necesidad de buscar el vital líquido en las lagunas del caserío para poder saciar la sed.

El Pitazo

 

Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.