Historias de Guárico: Parapara la mal querida

311

Parapara.- Parapara pueblo de muchas virtudes históricas, es una Parroquia adscrita al municipio Roscio del estado Guárico cuya capital es San Juan de los Morros, su nombre es un topónimo indígena, que podría derivarse de la corrupción de la palabra Payapara(o Payaparu), que traducido de las lenguas indígenas significa rio Paya (Paya=nombre de una bebida aderezada con cazabe enmohecido), según Lisandro Alvarado.
Podría decirse que la gente que pobló e instaló hatos en el actual territorio de Parapara fueron provenientes de San Sebastián de los Reyes y Villa de Cura, este pueblo se comenzó a fundar en el año 1694, con 25 vecinos lo que equivaldría a unos 125 habitantes aproximadamente.

Es una comunidad pequeña que guardas tesoros que de una u otra forman no han sido reconocidos por su valor histórico. Cuenta con dos patronos, el primero es San Rafael Arcángel y la patrona Santa Catalina de Siena, imágenes que se resguardan en su antigua iglesia construida hace unos 323 años y es reconocida y nombrada como el principal patrimonio arquitectónico del pueblo, declarado Monumento Histórico Nacional el 02 de agosto de 1960.

Originalmente contaba con una sola nave estrecha que fue ampliada en 1780 y completada en 1830 con las naves laterales, el campanario y la sacristía. En 1945 se construyeron las capillas laterales y se modificó el techo.

Por otra parte, se cuenta con la casa Garciera, actualmente conocida como la Crespera, donde moró el General Luis Crespo Torres, hijo del General Joaquín Crespo (Presidente de la República de Venezuela para ese entonces).

También se conservan fachadas de una de las casas más antiguas de la época del mandato del presidente Joaquín Crespo, propiedad de la Familia Requena; destacada como los vecinos mas cercanos a la Familia Crespo. Lo que hoy se conoce como la Plaza Joaquín Crespo, anteriormente él mismo la utilizaba como refugio en sus tiempos de combate.

Existen descendientes de esa generación que hicieron historia en el pueblo de Parapara; la familia Requena, los Seijas, los Milanos, los Belisario, los Borregos, los Ramos, los Pereira, los Mendrano, los Gamarra, los Alayón, los Parejo, los Mujica, los Pérez y los Arana.

Para culminar se hace mención a algunas palabras de Don Lao, un llanero viejo del pueblo a Manuel Abrizo, lo cual causa cierta curiosidad y risa a los visitantes que llegan a los espacios Parapareños, tales palabras van de la mano con el siguiente verso:
“-No vaya a beber agua de aquí; si bebe, se casa. Y si va por los lados de La Lechera, es peligroso, las mujeres enamoran a los hombres “ y dice que el verso lo dice clarito:

No hay pueblo como Parapara
Dígalo quien lo dijere
Por lo cristalino del agua
Y lo sabroso de sus mujeres

Así mismo, se mantiene en buenas condiciones la fachada y parte de su estructura el salón de baile que utilizaban antiguamente, propiedad actual de la Sra. Francisca García, espacio el cual se utilizó por largo tiempo como farmacia y luego como Registro Civil de la comunidad.

*Pasante ECS/Unerg
 Norelquis Fleitas

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.