Bancos y clientes/ Crónica de una humillación “acalorada”

166

San Juan de los Morros.- Germán es funcionario del Ministerio de Salud, a punto de jubilarse. Solicita permiso para poder hacer cola en su entidad bancaria. Temprano se planta frente a la agencia del Banco Occidental de Descuento, en el centro comercial Veneto de la capital guariqueña.

La cola es permanente, solo puede retirar 15 mil bolívares diarios por lo cual debe acudir varias veces. “Afuera es fresco y uno se distrae, pero desde el momento en que entramos, comienza la humillación”. Confiesa entre nostalgia y resignación.

Un vigilante con rostro de pueblo abre la puerta, atiende escaleras y da información, allí más nadie da la cara cuando los usuarios empiezan a quejarse.

Son las 10 de la mañana y Germán sigue en la cola, uno de los cajeros automáticos ya prendió la luz naranja que alerta “queda poco efectivo”. El otro, extrañamente está muy lento.

Migdalia junto a su hijo carga en su mano una tarjeta de otro banco, hace cola para retirar 5 mil bolívares y poder pagar pasaje, solo quiere eso, regresar a su casa con una bolsa llena de nada.

Se paró uno de los cajeros y Germán sigue allí todavía, rezando para que el otro le suministre 15 mil bolívares, con eso no paga un taxi, pero pudiera tomarse un café pequeño.

Los usuarios se miran unos a otros. No hay la carita feliz que nos caracteriza como venezolanos. Solo rostros perdidos en una incertidumbre permanente.

Faltan 15 minutos para las 11 el calor se hace fuerte, sigue llegando gente, el banco no tiene servicio de aire acondicionado desde mediados del año pasado. La cara de los cajeros y personal de taquilla se parece a la de los usuarios, ambas víctimas de una alta temperatura y de la falta de respuestas.

German sin un pelo en su brillante calva pide hablar con el gerente, “no hay gerente, este y que  renunció y ahora trabaja en otro banco”, grita alguien desde atrás.

La cola para subir al segundo piso también crece,  una cinta verde no los deja pasar, no hay mucho que hacer arriba. Los usuarios entran y salen la respuesta es siempre la misma:

Perdí mi tarjeta de débito, necesito urgentemente sacar una nueva – señala una estudiante unergista.

No hay plástico desde el año pasado, lo estamos esperando.

-Mi libreta se acabó, debo sacar una nueva –  implora  Margot a quien se la piden en su trabajo 

No hay libretas desde el año pasado.

-Debo abrir una cuenta para que mi hijo me deposite – dice una mujer con más arrugas que penas.

No hay sistema le responden.

Falta poco para las 12 Germán sigue en la cola, con impotencia, se siente violado y vapuleado; un banco que no funciona y unos clientes domesticados. De repente todo queda a oscuras, el tradicional corte de luz, el banco no tiene planta. Todos deben salir por medidas de seguridad.

Germán junto a otros esperan afuera hasta la una y veinte, la energía eléctrica no llega, su enemigo empieza a vencerlo: El hambre. Bebe agua para engañar al estomago y a la mente. Mira el reloj y entre rabia y maldiciones, que no se sabe para quiénes son, expresa:

Me voy pal coño, pa la cola del pan.

Orlando Medina Bencomo  

Facebook

1 Comentario

  1. Esa noticia no es del todo cierta el BOD es el único Banco que puedes retirar por caja del centro comercial Bs. 20.000,oo y 15 mil por el cajero automatico y por la sucursal que esta en galería puedes retirar 20.000,oo más, soy cliente de ese banco y hago de esa manera y cualquier otro usuario también puede.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here