Un recuerdo para Pimpina

451

San Juan de los Morros.- Celso Celestino Palacios, nacido en El Sombrero, antiguo Distrito Mellado del Estado Guárico, y conocido popularmente como “Pimpina“, fue un personaje muy querido en el San Juan de los Morros de finales del siglo XX.

Obrero Municipal, fue pionero en la tarea de mantener limpias las calles, plantó un Samán y lo regó todos los días hasta que el simpático ecologista falleció a mediana edad. Alguien dijo en el pueblo que murió de Mal de Chagas.

Un fotógrafo lo captó en breve sueño, terminada su faena en la Avenida Bolívar. Queda hoy además del recuerdo bueno, un frondoso árbol en la intersección de la Av Bolívar c/c Santa Rosa -“pié del cerro” antes, luego “la cueva del diablo”, y hoy la agropecuaria de Francisco Fitt-.

-Nadie sabe para quién trabaja -dijo un día un tipo cerca de Pimpina, quien regaba su samancito recién sembrado.

-Yo si sé -respondió con su habitual parsimonia- Cuando barro las calles, trabajo para ustedes, para que las vuelvan a ensuciar, y cuando riego este Samán que sembré, trabajo para los nietos de ustedes…

Equivocado estaba, evidentemente, todo aquel que pensara que Pimpina era “corto de entendimiento”. No solo fue ecologista, que ya es decir bastante, si no que tenía visión de futuro, y dentro de sus pocas palabras manejaba una fina ironía.

Argenis Alí Ranuárez Angarita

Blog

Facebook

1 Comentario

  1. Hace como treinta años yo trabajaba con mi papa vendiendo pescado en el mercado libre nuevo. Y mi padre Baudilio Abreu pionero vendedor de pescado fresco le daba trabajo a pimpina sábado y domingo para q escamara los coporos pimpina siempre cargaba un tobito donde recojia lechuga tomate pepino y hacia su ensalada y se la comía en el mismo tobito. Fue mi amigo de infancia q bellos recurrdos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here