PREGUNTAN / ¿Y qué  pasó con las protestas por las Bolsas Clap?

2407

protestas bolsas clap

Guárico.El tema de las protestas y las llamadas Bolsas Clap fue un binomio que durante mucho tiempo se mantuvo  muy unido.

Sin embargo, en los últimos meses las trancas de calle y protestas que habíamos presenciado,disminuyeron considerablemente y hasta parecieran haber desaparecido.

La gran interrogante es ¿cómo puede ser posible que si la crisis ha recrudecido, las protestas por el benefició de la Bolsa Clap ahora no se perciben como antes?

Los registros periodísticos y la búsqueda en medios digitales, indican que hace 18 meses se registró la última protesta de calle en Guárico.

A finales del 2018 se registraron trancas en la población de Altagracia de Orituco, una de las zonas más conflictivas por ese tema.

En la capital del Guárico la nota más promocionada fue una protesta frente a Makro en enero de 2018.

Una tendencia nacional

Según el economista  Jesús Farias, exministro y dirigente psuvista,  el venezolano “no manifestaba su descontento porque estaba ocupado de resolver su situación”.

Este argumento de Farías es uno de los que más se repite durante la realización de la investigación presentada aquí por El Tubazo Digital.

De la calle a las redes sociales

Para César Mirabal Laya habitante de Altagracia de Orituco, “no solo se dejó de protestar por la bolsa, también se dejó de protestar por muchas cosas”.

Mirabal asegura que la protesta se mudo de las calles a las redes, “pues allí la gente se queja todos los días”.

“O se cansó la gente de protestar y se convenció de la inutilidad de esas acciones, o a pesar de lo poco que trae la bolsa, el conformismo los arropó”.

Habla un educador 

Mientras que un reconocido profesor unergista considera que existen varias razones por lo cual disminuyeron las protestas por la Bolsa Clap:

1) Se viene cumpliendo  con el lapso previsto para su entrega. Es decir, hay menos retraso recurrente.

2) El Costo es ínfimo comparada con la hiperinflacion que está instalada en la economía del país.

3) El precio de un solo producto en el mercado supera todo el valor de la bolsa.

4) El número de producto que últimamente ha traído, a pesar de que han disminuido, cuando sumas sus respectivos precios, puede llegar a valer más de un millón de bolívares,  en el mercado real.  «La bolsa está literalmente regalada».

El regalo mental

Para Julio Márquez, dirigente político de oposición en Guárico, el gobierno  sembró la matriz de que la bolsa era “un regalo y nadie protesta por un regalo”.

Márquez plantea un argumento que es peligroso desde el punto de vista organizativo y de lucha: “ la otra razón de que se acabaron las protestas, es que los líderes sociales también se acabaron”.

La afirmación anterior la sustenta en la partidización del movimiento vecinal. Uniformaron el llamado “poder comunal”.

Alcaldes llevaban palo

Para un alto funcionario que hasta hace dos años acompañó a los alcaldes en esa tarea de administrar y distribuir alimentos, este explica por qué antes se protestaba más.

“Antes  no nos entregaban a los Gmas municipales las bolsas clap,  cada municipio se las arreglaba con podía”.

El cambio se debe a que “ahora existe una empresa que prepara los módulos y los entrega, es decir  Alguarisa, a cada Gmas municipal para la distribución.

Para este funcionario, la creación de la empresa Alimentos del Guárico fue acertada. Esto mejoró enormemente la situación. Hasta ahora su funcionamiento es aceptable.

Chantaje

Reinaldo Cortes del Frente de Ciudadanos en Roscio cree que la baja en la protesta es porque “le han quitado bolsas a mucha gente”.

Cortes dice que “La primera razia la que le quitaron las bolsas a mucha gente infundio temor, de allí que la gente se reserva de protestar”.

Para el dirigente opositor “Otro elemento tiene que ver con la falta de liderazgo en las comunidades, para encabezar la protesta por ese programa”. En esto coincide con Julio Márquez sobre la crisis de liderazgo.

Encuesta

Desde El Tubazo Digital se consultó a 66 personas durante las últimas dos semanas, y aunque esto no tiene un valor estadístico, si lo tiene periodísticamente.

Las razones por las cuales las protestas han disminuido según nuestros encuestados, son cinco.

1.– La gente anda: ocupada, desorganizada, resolviendo sus cosas o ya no cree que se logre nada con protestar.

2.– El costo de la bolsa es simbólico, para algunos, da como pena protestar.

3.- El tiempo de entrega logró acortarse a menos de un mes. No hay duda que en el caso de Guárico la distribución mejoró considerablemente.

4.-La mayoría de los problemas se están situando en la parte baja de la cadena. Jefes de calle corrompidos que cometen irregularidades. Desde esta perspectiva, la protesta y la queja se focaliza en una calle, entre un grupo pequeño.

5.- Aun cuando los precios se incrementan, productos como harina y azúcar empezaron a aparecer en el mercado.

Y entonces ¿Dónde está el problema?

Preguntamos a los consultados en donde está el problema de la bolsas clap, estas fueron las tres respuestas mas recurrentes:

1.- El problema no está en el precio, la gente puede pagar mucho más. El problema se centra en la cantidad de productos y en el tiempo de entrega. En la región de Guárico, se supera a otros estados en el tiempo de entrega, pero un día esperando una bolsa, cuando no se tiene nada en casa, es una eternidad.

2.– La queja mayor es la falta de ciertos rubros y la calidad de algunos, como es el caso de las harinas de maíz.

3- Todos los consultados coinciden en que la bolsa no es la solución. Tanto oficialistas como opositores admiten que esta no cubre las necesidades, por ello se entiende que esta es “un complemento”.

Ninguna familia vive con una, dos o tres bolsas. La solución no está en dar bolsas adicionales sino en garantizar el acceso a los alimentos en un mercado surtido y con poder adquisitivo.

Habla una especialista de la conducta

Finalmente abordamos a la Psicoterapeuta Gestalt Ciovy Borges sobre la actitud de las personas con el tema de la bolsa clap.

Borges cree que “la distribución de estos módulos ha mejorado. Lo otro que ha mejorado es la resiliencia del ciudadano común. Cada quien anda buscando manera de ver como resuelve “

“El venezolano busca  la forma de  solventar sus  necesidades de otra manera, entre otras cosas,  porque se dio cuenta  que es  un desgaste andar peleado por una bolsa”, explicó la educadora y psicoterapeta. .

Sobre la tesis de que las personas son conformistas  Borges difiere de este calificativo “el ser humano por excelencia se autoregula, eso es un principio natural. Los individuos desarrollan capacidades para resolver lo más inmediato posible las necesidades básicas, la alimentación es una de ella”.

Para esta experta en conducta, que viene trabajando con terapia de grupo, lo que pasó con el tema de las bolsas clap es que “nos dimos cuenta que tenemos capacidades para resolver otras cosas y dejamos de estar desgastándonos”.

Orlando Medina Bencomo / EL Tubazo Digital / Foto: Cortesía Rosett Carolina López

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.